Junqueras carga contra Mas por privatizar Tabasa y Túnel del Cadí sin consultar

stop

El líder de ERC tacha de "poco elegante' que CiU haya adjudicado una empresa pública de forma unilateral

El presidente de ERC, Oriol Junqueras. Foto: Archivo

09 de diciembre de 2012 (22:12 CET)

Ya empiezan a vislumbrarse choques entre los diferentes partidos de Catalunya a las puertas de formar el nuevo Govern. El último en cargar contra el presidente Artur Mas ha sido el líder de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Oriol Junqueras, quien ha lamentado que el Govern en funciones haya privatizado empresas públicas "de forma unilateral y sin consultar".

Jonqueras se refiere a la adjudicación de la gestión de los túneles de Vallvidrera (Tabasa) y el Túnel del Cadí a un consorcio liderado por Abertis por 430 millones. 

El líder republicano ha tachado de "poco elegante" que en plena negociación con CiU la privatización "no fuese consultada" antes de tomar una decisión. 

Las negociaciones podrían fracasar 

Pero la privatización de Tabasa y Túnel de Cadí no ha sido la única. El pasado noviembre el Govern adjudicaba a un consorcio encabezado por Acciona la gestión de la empresa pública Aigües Ter-Llobregat para los próximos 50 años.
 
Ante estas concesiones, Junqueras ha apuntado que "sería de agradecer que no se adopten decisiones unilaterales por parte de una de las partes". De lo contrario, "podrían ser muy mal interpretadas", ha añadido. El líder de ERC ha asegurado que si CiU continúa por este camino el proceso negociador fracasará. 

Y es que el partido que lidera Junqueras se había mostrado contrario a la privatización de empresas públicas. Por ello, y ante la posibilidad de que se adjudique la gestión del Hospital Clínico de Barcelona, espera que no se tome ninguna decisión sin debatir el asunto. 

Recaudar dinero para las arcas catalanas 


Jonqueras ha detallado que aunque a corto plazo la venta de empresas públicas puede ser una solución para los problemas de tesorería de la Generalitat "visto en perspectiva, es evidente que es una pérdida para el conjunto de las instituciones catalanas porque si no lo fuese, no sería un negocio para aquellos que obtienen la concesión".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad