Junqueras reclama un gran pacto social que incluya una rebaja del IRPF

stop

ESTRATEGIA SOBERANISTA

Oriol Junqueras, en la conferencia de ERC /EFE/Toni Albir

07 de julio de 2013 (17:24 CET)

Esquerra Republicana está jugando fuerte en un campo que sabe que está desprotegido. Los partidos tradicionales de izquierda siguen sumidos en la incertidumbre, y Esquerra ha conseguido relacionar las posibles mejoras sociales con el proceso independentista.

Su presidente, Oriol Junqueras, ha cerrado la Conferencia Nacional del partido con una propuesta, lanzada a través de un discurso emotivo y con la voluntad de erigirse en el referente de clases medias y trabajadores.

Ha pedido un “gran pacto social”, que incluya a fuerzas políticas, sindicatos, patronales, sociedad civil y tejido asociativo con el que paliar la crisis económica. Incluso ha formulado una propuesta de rebaja de impuestos, al señalar que la Generalitat no puede bajar el IVA, “como querría ERC”, pero sí el tramo autonómico del IRPF “para las clases más desfavorecidas”.

Contacto con profesionales

Junqueras ha evidenciado, aunque no lo ha verbalizado claramente, que en sus habituales contactos con profesionales y trabajadores de distintos ámbitos se ha encontrado con algún rechazo explícito. De personas que le piden que esté más atento a las penalidades de esos colectivos, y menos de la consulta soberanista.

Pero Junqueras, al margen de si se ha encontrado en situaciones más o menos embarazosas, ha asegurado que no hay “soluciones sectoriales” sin pensar en un proyecto conjunto y ambicioso que para él sólo puede pasar por la independencia y la creación de un estado catalán.

ERC no quiere ir en solitario

Junqueras es hábil en su discurso, y busca conectar con todos los catalanes que lo están pasando mal con la crisis, y que necesitan tener alguna esperanza. Esquerra se ofrece a ello, directamente, dejando tanto al PSC como a ICV en un segundo plano. Pese a todo, Junqueras ha insistido en varias ocasiones en reclamar que Esquerra quiere a otras fuerzas políticas, que no puede ir en solitario. "Todo esto, salvar al país, no lo podemos hacer solos", ha aseverado.

Por ello, Junqueras ha rechazado que se puedan anticipar las elecciones. “No sería positivo para nadie, Catalunya no necesita unas nuevas elecciones”, ha afirmado, pero sin dejar de lado la petición de los republicanos. “Queremos una fecha para la consulta, con una pregunta explícita que no dé lugar a equívocos”, ha señalado.

Contradicciones con CiU

La posición de ERC es firme y choca ya con la de algunos dirigentes de CiU, como el propio President Artur Mas, que este viernes se mostraba dispuesto, en el caso de que se diera la ocasión, de introducir en esa consulta una supuesta pregunta sobre el pacto fiscal. También la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, ha asegurado que en un referéndum podría haber más de una pregunta.

Junqueras, sin embargo, va directo. Consulta, sí, por el momento pacto social, y al lado de las clases sociales que sufren. Es la estrategia de los republicanos, que, incluso, han acusado al PSC de no ser izquierda, porque no desean la independencia. Una relación atrevida.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad