La acumulación de las denuncias ralentiza el proceso judicial contra Mas

stop

RESACA DEL 9N

El presidente del TSJC, Miguel Ángel Gimeno.

Barcelona, 12 de diciembre de 2014 (00:00 CET)

El presidente de Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), Miguel Ángel Gimeno, tiene en su mano la convocatoria de un pleno extraordinario para decidir el proceso de unificación de la veintena de denuncias contra el 9N que hasta el momento se han presentado ante la sala de lo civil y penal. La decisión depende únicamente del alto magistrado, que por ahora no se ha pronunciado.

Fuentes judiciales consultadas aseguran que debe de ser el pleno el que decida qué querellas o denuncias "reúnen los mínimos criterios de homogeneidad y coherencia" para ser aceptadas. Una vez efectuada la criba, se debe decidir qué magistrado ponente se encargará de tramitar o no la admisión de la causa.

El encargado de la tramitación

¿Quién será el encargado de la tarea? Fuentes del TSJC señalan a este medio que debe de ser el magistrado que recibió la primera de las denuncias el que acabe acumulando la causa. Todo este proceso, hasta que el magistrado al que le corresponda decida sobre la admisión, se puede alargar semanas.

Hasta ahora el TSJC ha registrado 23 escritos contra el proceso participativo. Todas ellas se han repartido entre los magistrados del TSJC, excepto el propio Gimeno, que no puede instruir.

Denuncias y querellas

El proceso contra Mas por el 9N tiene varias denuncias y querellas. El tronco principal está compuesto por el escrito presentado por la Fiscalía General del Estado, que supuso un cisma en la institución después que el fiscal jefe catalán se negó en un inicio a proceder en la causa.

Además, también se acumulan cuatro antes del 9N --entre ellas, de Manos Limpias y Vox--, a las que se suman las que se han remitido desde juzgados ordinarios de toda Cataluña que el mismo 9N tramitaron denuncias de partidos y particulares.

Posible delitos

La Fiscalía acusa a Mas de cuatro delitos: desobediencia grave, prevaricación, malversación y usurpación de funciones. Las otras denuncias y querellas también presentan otras acusaciones, como la de sedición. Con la acumulación, es más difícil que este último delito prospere.

Mas, por ahora, se ha puesto su defensa en manos de un abogado de prestigio, Xavier Melero. El letrado ya ha empezado a estudiar el caso.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad