La ANC quiere comprobar si sigue viva

stop

La entidad soberanista convoca para este jueves movilizaciones en toda Cataluña a favor de un acuerdo de Artur Mas con la CUP

Una imagen de la manifestación de la Diada del año pasado. / EFE

Barcelona, 06 de enero de 2016 (17:51 CET)

A pocos días de que expire la posibilidad de que Artur Mas pueda ser investido –el domingo es la fecha límite-- la Asamblea Nacional Catalana (ANC) quiere comprobar si sigue viva, y si es capaz, todavía, de movilizar al mundo soberanista. Para este jueves ha convocado concentraciones por todo el territorio catalán con el objeto de presionar al propio President Mas y a la CUP para que lleguen a un acuerdo en el último segundo.

La ANC desea impedir unas nuevas elecciones, que podrían ser muy perjudiciales para los partidos independentistas. A instancias de esta entidad, que preside Jordi Sànchez, precisamente, una delegación de Junts pel Sí y de la CUP se reunirán también este jueves aunque las posibilidades de acuerdo son prácticamente nulas. El propio Sànchez ha asegurado este miércoles, en Rac1, que, por lo menos, se han prestado a mantener una última reunión, y que la "esperanza es último que se pierde".


Momento "trascendente"

El caso es que el propio Sànchez ha matizado uno de sus mensajes a través de twitter en el que pedía perdón por haber solicitado el voto, en las elecciones del 27 de septiembre, a cualquiera de los partidos independentistas, en una clara alusión a la CUP, que decidió, finalmente, no apoyar a Mas para su investidura. Según Sànchez, "se debía perdir perdón a todos, porque no ha salido como se esperaba, y muchas personas pueden sentirse frustradas, porque no se ha conseguido lo que se les decía".

La concentración más grande tendrá lugar en la plaza Sant Jaume, a las 19.30 horas, frente al Palau de la Generalitat. "Creemos que vivimos un momento trascendente y que es responsabilidad de todos hacer todo lo que esté en nuestra mano para avanzar, sin reproches, con generosidad y sentido de país", indica la propia ANC en un comunicado.

Sin embargo, se trata de una prueba de fuego para calibrar si el movimiendo independentista sigue en pie, y con opciones, de nuevo, de lograr una mayoría en el Parlament en las nuevas elecciones, que, previsiblemente, se celebrarán el 6 de marzo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad