La Audiencia Nacional, "sorprendida" por la filtración de la denuncia de los Mossos a la Policía

stop

La fiscal especial asegura que la 'operación Caronte' no ha hecho más que empezar; Interior ha insinuado varias veces que no se fía de los Mossos

El chivatazo provocó que huyeran tres sospechosos

14 de mayo de 2015 (13:47 CET)

La fiscalía especial contra el terrorismo yihadista se ha manifestado "sorprendida" por la filtración periodística que informa de la denuncia de los Mossos d'Esquadra contra la Policía Nacional.

Según el relato de los hechos, los agentes catalanes están convencidos de que la célula a la que perseguían en Sabadell recibió un chivatazo de dos agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP). Los ciudadanos detenidos en Bulgaria, tras huir de los Mossos, habrían mantenido contacto previo con los inpectores identificados. 

El expediente, tratado como una pieza derivada de la operación Caronte, terminó archivado por el juez Santiago Pedraz.

Fuentes de la Audiencia confirman ahora que los Mossos renviaron un nuevo informe el 8 de abril sobre las filtraciones. Está sobre la mesa del juez y del fiscal y ambos estudian la posibilidad de reabrir, total o parcialmente, la investigación secreta.


Los Mossos confirman

En la Audiencia Nacional no van más allá sobre la noticia avanzada en exclusiva por Economía Digital. Sin embargo, la consejería catalana de Interior ha dado validez al relato desenmascarado por este diario.

En Madrid sí garantizan que la operación Caronte, la mayor de la historia judicial española contra el terrorismo yihadista,  "no ha hecho más que empezar". El jefe de la Policía, Ignacio Cosidó, ha evitado dar explicaciones sobre las revelaciones.

Llueve sobre mojado

La relación entre ambos cuerpos de seguridad está viciada por los recelos políticos, que esencialmente alimenta el Ministerio del Interior. El responsable de la cartera y catalán, Jorge Fernández-Díaz (hoy en Níger), aseguró hace dos meses que si "Cataluña fuera un Estado independiente, la operación Caronte nunca se hubiera llevado a cabo".

Los nuevos elementos conocidos este jueves apuntan a lo contrario: los Mossos tuvieron que precipitar la operación para neutralizar el chivatazo de dos policías.

Los recelos del ministro

Llueve sobre mojado. Declaraciones similares se produjeron como reacción a la detención en Barcelona de un grupo anarquista sospechoso de pertenecer a una estructura terrorista. Fernández-Díaz aseguró a la Generalitat que la Policía llevaba meses trabajando en ella.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad