La Audiencia prohíbe a un pederasta usar las redes sociales y Whatsapp

stop

Sentencia pedofilia

Juicio con mampara

en Barcelona, 25 de junio de 2015 (13:15 CET)

La sección ocho de la Audiencia Provincial de Barcelona ha condenado a un joven de 25 años a no usar las redes sociales, los chats ni Whatsapp durante cinco años como parte de la condena por unos delitos relativos a abusos sexuales y pornografía infantil.

La sentencia le condena, además, a cuatro años de cárcel y a indemnizar a sus cinco víctimas con 5.000 euros a cada uno en concepto de daños morales. Considera probado que el acusado obligó, bajo amenazas, a cinco niñas de menos de 13 años a posar desnudas y en actitud sexual frente a una cámara asociada a su ordenador.

Polémica sentencia de conformidad

Se trata de una sentencia de conformidad, pactada por la defensa y la fiscalía, sólo unos minutos antes de que empezase la vista oral, la semana pasada, en el Palacio de Justicia de Catalunya.

Inicialmente, la fiscalía solicitaba 30 años de cárcel para el imputado, Albert R.F., "quien movido por su ánimo libidinoso y con el fin de conseguir imágenes y videos en las que apareciesen menores de edad desnudas, estableció contacto por redes sociales y programas de mensajería con diversas menores a las que, con engaños, y tras ganarse su confianza, las obligaba a que se desnudasen y realizaran actos de naturaleza sexual".

Pederasta en la red

Los hechos ocurrieron en 2011. Según la sentencia el acusado contactó, utilizando diversas direcciones e identidades de correo electrónico, con seis menores de entre diez y 13 años, a las que grabó y cuyas imágenes almacenó con intención de difundirlas.

El ministerio público pedía que en la eventual sentencia condenase al acusado a la pena de "prohibición  de utilización de chats informáticos o telefónicos y redes sociales  durante un período de 25 años".

La Audiencia ha decidido prohibir el uso de redes sociales y de chats a ese joven durante cinco años. Además, debe de mantenerse alejado de sus víctimas más de 1.000 metros de distancia durante ese tiempo.

Perplejidad en medios jurídicos

La sentencia de conformidad, pactada entre acusación y defensa que rebaja en 26 años la pena inicialmente solicitada, ha causado perplejidad en medios jurídicos de la Ciudad Condal.

Fuentes judiciales reconocen, de forma oficiosa, que les va a resultar muy difícil  controlar que efectivamente, el condenado, no utilizará identidades falsas para colarse de nuevo en la red.

El joven imputado pedirá a la Dirección General de Prisiones que le conceda el tercer grado para poder tratarse en libertad de sus transtorno sexual.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad