La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones se queda sin secretario del consejo

stop

Jorge Sánchez Vicente abandona su cargo para dirigir a los abogados del Estado en Catalunya ante la fusión de los reguladores

19 de junio de 2013 (20:24 CET)

El secretario del consejo de administración de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), Jorge Sánchez Vicente, presentó el viernes pasado la renuncia al cargo. Su número dos, el director de la asesoría jurídica, Miguel Sánchez Blanco, ha asumido sus responsabilidades desde este lunes, informan fuentes internas del regulador.

Sánchez Vicente, abogado del Estado, ha dejado el organismo tecnológico para retomar su carrera de funcionario. Asumirá la jefatura de los letrados en Catalunya, informan los mismos interlocutores.

Regulador único

La cúpula ha decidido dejar vacante el cargo de secretario del consejo de la CMT, ya que el futuro de la institución está en el aire. De hecho, la dimisión de Sánchez Vicente se enmarca en el proceso de fusión de los reguladores del Estado que propiciará la desaparición de la organización con sede en Barcelona desde 2005.

El Gobierno de Mariano Rajoy avanza en crear la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMV). Unirá la CMT, el regulador de la energía (CNE), los servicios postales (CNSP), el juego, el ferroviario, el aeroportuario, los medios audiovisuales y la Comisión Nacional de Competencia (CNC).

Consejo Europeo

El impulso del superregulador es una de las 217 propuestas que el Partido Popular (PP) ha recogido en su reforma de las administraciones públicas. El propio Rajoy ha avanzado este miércoles que presentará el documento en el Consejo Europeo del próximo 27 y 28 de junio.

Por el momento, no hay un calendario de cuándo se creará ni se conocen los detalles del protocolo interno que regirá la CNMV. Este documento es básico, ya que estipulará exactamente qué departamentos del futuro regulador se quedarán en Barcelona y cuáles se centralizarán en Madrid.

El apoyo de CiU a la creación de la nueva institución estaba condicionado a que parte de la dirección de instrucción de los asuntos de supervisión en telecomunicaciones y servicios audiovisuales se quedara en la capital catalana. Falta su concreción, que afectará a los 140 trabajadores de la actual CMT.

Equiparación de salarios

Mientras se avanza en la fusión de los reguladores, poco a poco se aplican medidas de eficiencia en los distintos organismos. Una de las primeras que se ha impulsado es la equiparación de los salarios del consejo a los del sector público, informan fuentes internas de la institución tecnológica.

El presidente, Bernardo Lorenzo, el vicepresidente, Marcel Coderch, y los cinco consejeros del órgano directivo tenían unas retribuciones en línea con las que se pagan en el mercado de las telecomunicaciones. Se trata de un organismo independiente que se financia, básicamente, de las aportaciones de las operadoras.

Pero la necesidad de la Administración de reducir el gasto público ha propiciado que se actualice esta política. El salario de Lorenzo se equiparará al de los altos funcionarios del Estado y el del resto de los miembros de la cúpula a la de los directores generales. Una pérdida de poder adquisitivo que, según otros interlocutores cercanos al regulador, también habría propiciado la renuncia del secretario.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad