La Comunitat Valenciana cierra 2010 con 2.000 millones pendientes de pago

stop

Esta cifra supone un 13% de los gastos comprometidos a lo largo del año. El déficit de la Administración ha ascendido a 2.713 millones de euros

30 de agosto de 2011 (11:29 CET)

La Generalitat Valenciana ha cerrado las cuentas del ejercicio 2010 con 2.000 millones pendientes de pago, frente a los 2.133 del año 2009. Esta cifra supone un 13% de los gastos comprometidos a lo largo del año, según se desprende del informe de la Cuenta General de la Generalitat publicado en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV).

Asimismo, el déficit de la Administración valenciana ha ascendido a 2.713 millones de euros, 141,7 millones menos que en 2010. En total, ingresó 11.195 millones y tuvo unos gastos de 13.909 --2.100 millones menos que en 2010--. A la creación de este déficit contribuye que la Generalitat haya ingresado 2.082 millones menos que el año procedentes de los ingresos de los impuestos.

Así, los ingresos en concepto de ingresos tributarios han ascendido a 6.422 millones, de los cuales 2.574 millones corresponde al IRPF --cerca de 760 millones menos que en 2010-- y 978 millones del IVA --951 millones menos que en 2010--. Por otro lado, los gastos financieros de la Generalitat Valenciana han ascendido a 476,8 millones de euros, todos ellos en concepto de deuda.

Por lo que se refiere a los ingresos por transferencias y subvenciones del Estado, en 2010 han sumado 4.075,8 millones de euros, lo que ha supuesto 282 millones de euros menos que en el ejercicio anterior.

Además, la Generalitat ha ejecutado 720,6 millones de euros en inversiones reales. Es decir, se ha ejecutado un 58% del presupuesto que, inicialmente ascendía a 720,6 millones pero que, tras las modificaciones de crédito (584,1 millones), ha quedado en un presupuesto definitivo de 1.304,8 millones.

Del mismo modo, las transferencias de capital ejecutadas han ascendido a 1.458,3 millones de euros, lo que supone un 87,98% del presupuesto definitivo, que ha quedado en 1.657,6 millones. Inicialmente se fijó en 1.467,4 y se realizaron modificaciones de crédito por valor de 190,1 millones.

La Generalitat Valencian ha destacado que las medidas de austeridad del Consell han supuesto la reducción de los gastos financieros en 558,1 millones. Al mismo tiempo, ha afirmado que ha cerrado el ejercicio con una necesidad de financiación de 379,9 millones de euros.

Este saldo negativo deriva en gran medida de la actual coyuntura económica, que ha conllevado un descenso de los ingresos,  especialmente de la recaudación derivada de los impuestos directos e indirectos, ha explicado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad