La cumbre catalana anticrisis catalana abordará las reformas estructurales

stop

Los expertos del Carec apuestan por el copago, el contrato único y la productividad

Salvador Alemany

24 de marzo de 2011 (08:33 CET)

Copago, contrato de trabajo único, productividad, son conceptos que hasta el momento se consideraban tabú son claves en el documento que el Consejo Asesor para la Reactivación Económica y el Crecimiento (Carec) ha presentado al gobierno catalán, los grupos parlamentarios y los actores económicos y sociales. Se trata de un primer diagnóstico sobre la situación de la economía, con diversas propuestas para conseguir salir de la crisis. En este sentido, Economia Digital pone a disposición el documento original.

La respuesta al documento solo ha conseguido el apoyo claro del PP y de la gran patronal. Las críticas, en orden de contundencia, han procedido de ICV-EUA, ERC, el PSC y los sindicatos. En todo caso, el debate de fondo se ha abierto.

El resultado de la cumbre contra la crisis que se ha convocado para este viernes dependerá de si la pretensión de las fuerzas políticas y sindicales catalanas es buscar un consenso de mínimos o si lo que se quiere es abordar un programa de reformas estructurales contundentes.

El Carec, que preside Salvador Alemany, apuesta por aprovechar la crisis para facilitar una transformación en profundidad de la economía catalana y recuperar el proyecto de una Catalunya emprendedora con un núcleo industrial fuerte y arraigado.

En el documento elaborado por diecisiete expertos, que se estudiará en la cumbre , se marcan cuatro retos: generar empleo, mejorar la financiación pública y privada, la productividad y recuperar la confianza.

Empleo

El empleo es el objetivo más urgente. Para ello, se quiere facilitar la reconversión de los trabajadores a sectores que generen más empleo, como los servicios sociales, el medio ambiente o la rehabilitación.

También se quiere acabar con la dualidad de contratos (temporales o indefinidos) y crear un contrato único, con una indemnización por despido no superior a la media europea.

Otras ideas son descentralizar la negociación de los convenios y vincular los salarios a la evolución económica y no sólo a la inflación.

Financiación y copago

Los expertos piden un cambio radical en el modelo de financiación, en la línea del pacto fiscal que defiende el gobierno de Artur Mas. Apuestan por que Catalunya recaude y gestione todos los impuestos que pagan los catalanes. Además del pacto fiscal, proponen una administración más austera y el control estricto del gasto.

El documento abre la puerta al copago, aunque no cita este término. Habla de la posibilidad de poner más tasas y precios públicos sobre determinados servicios públicos. En hospitales y centros educativos se recomienda una tasa para todos los servicios que no estén incluidos en el catálogo básico y externalizar y concertar más.

En el sector privado, la falta de crédito podría encontrar una solución buscando vías de financiación alternativas a los bancos y las cajas. Se quiere que las empresas reinviertan sus beneficios.

En cuanto a los impuestos, piden que las empresas liquiden el IVA cobrado, no el facturado, y que el IRPF afecte del mismo modo todas las rentas, tanto si vienen del trabajo como de otros rendimientos.

Productividad

En lo referido a la función pública, el Carec apuesta por la vía de los contratos en vez de los funcionarios de plaza. También proponen premiar a los trabajadores más productivos con tiempo libre, por ejemplo.

En el sector privado, la receta es mejores infraestructuras y mejor formación. En infraestructuras, los expertos reclaman una estrategia a largo plazo y priorizar los proyectos más rentables. En cuanto a la formación, se quiere que se implique directamente en la productividad empresarial fomentando la actitud emprendedora con asignaturas específicas en los programas universitarios (sobre todo en las carreras científicas e ingenierías), de la Formación Profesional y la Secundaria.

Concretamente, en la FP apuesta para que los profesores acrediten un mínimo de práctica profesional y hagan estancias en empresas y también para que los estudiantes puedan hacer prácticas remuneradas. Por otra parte, para las universidades se propone profundizar su relación con la empresa, con la participación activa del mundo empresarial en la confección de los planes de estudio, así como favorecer que las prácticas en las empresas puedan computar como créditos.

Consenso

Todas estas ideas, pero, pasan por recuperar la confianza, el último de los retos que se quiere abordar en la cumbre del viernes. Los miembros del Carec creen que, en medio de la complejidad de la coyuntura económica actual, esto pasa por renovar el espíritu de consenso que permitió firmar los acuerdos estratégicos de los años 2005 y 2008. Además, el Carec quiere que los resultados de la cumbre del viernes sean un punto de partida de cara a sentar las bases de un nuevo pacto económico y social.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad