La CUP dará luz verde a los presupuestos catalanes

stop

La promesa de Puigdemont de realizar un referéndum convence a los anticapitalistas. El Govern respira aliviado porque evita la convocatoria de nuevas elecciones

Economía Digital

Los diputados de la CUP Anna Gabriel (d), Joan Garriga (c) y Gabriela Serra (i). Su partido quiere dejar sin subvenciones a los medios que no inserten la publicidad institucional sobre el referéndum. / EFE/Andreu Dalmau
Los diputados de la CUP Anna Gabriel (d), Joan Garriga (c) y Gabriela Serra (i). Su partido quiere dejar sin subvenciones a los medios que no inserten la publicidad institucional sobre el referéndum. / EFE/Andreu Dalmau

Barcelona, 28 de enero de 2017 (11:00 CET)

Esta vez la CUP no se ha hecho rogar como en otras oportunidades: la mayoría de las asambleas territoriales han dado su visto bueno a los presupuestos de la Generalitat, por lo que se descuenta que el Consejo Político ratificará el resultado el mediodía del sábado.

La aprobación tuvo un margen superior al que se esperaba, y en el órgano partidario hubo 39 votos a favor, 22 en contra y dos abstenciones.

En el Consejo Político llegaron los representantes que acercaron la mayoría de votos positivos de las asambleas territoriales. Las únicas que han votado por la negativa han sido las de Barcelona y Baix Llobregat, mientras que el sí se ha impuesto en las de Maresme, Catalunya Central, Ponent, Vallès Oriental, Vallès Occidental y Nordoriental. En tanto, las asambleas de Penedès, Camp y Alt Ter han quedado con resultados iguales por ambas posturas.

El gobierno catalán respirará aliviado tras conocerse la decisión oficial, porque un rechazo en los presupuestos hubiera implicado la pérdida de la frágil alianza independentista entre Junts pel sí y la CUP, y por ende, Carles Puigdemont hubiera tenido que convocar a elecciones ante la perdida de poder.

Pero el "referéndum o referéndum" que ha proclamado el presidente, y las promesas de aumentar en 140 millones las partidas presupuestarias en educación han inclinado la balanza en la CUP para aprobar las cuentas.

Las negociaciones con los anticapitalistas no han sido fáciles: cansados de tanto tira y afloje, Puigdemont y Oriol Junqueras rechazaron el aumento impositivo que los anticapitalistas reclamaban, que comprendía aumentar el tramo autonómico del IRPF, o el de patrimonio, o recuperar el impuesto de sucesiones.

A cambio, el Govern ha ofrecido incorporar unos 3.500 nuevos docentes para el próximo curso, con la idea de poder reducir, con ellos, la jornada lectiva semanal de los profesores.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad