La CUP envía a Mas a convocar nuevas elecciones

stop

El líder de la formación, Antonio Baños, asegura que el "no es un no tranquilo", y que la independencia "está cerca"

Antonio Baños y Carme Forcadell, poco antes del comienzo del segundo debate de investidura en el Parlament / EFE

Barcelona, 12 de noviembre de 2015 (11:54 CET)

Artur Mas, derrotado por segunda vez. La CUP ha anunciado su voto en contra en la segunda votación de investidura de Artur Mas en el Parlament. "Es un no, pero un no tranquilo", ha asegurado Antonio Baños, el líder de la formación anticapitalista.

Todos los esfuerzos de Mas han resultado en vano. Ni el último intento, que ha consistido en someterse a una moción de confianza en diez meses para que sea examinado, a cambio de su investidura ahora.

Dos meses de plazo

Baños ha insistido en que esa oferta "se analizará", y que supone "un cambio, un movimiento, dentro de más ofertas que espero que ofrezca al conjunto para avanzar". Sin embargo, eso no garantiza a Mas nada. Porque a partir de ahora se abre un periodo de dos meses, hasta el 9 de enero, para que Mas pueda encontrar una salida, antes de convocar nuevas elecciones.

El líder de la CUP ha realizado un guiño a Mas, al señalar que Junts pel Sí "tiene la responsabilidad de formar gobierno, porque ganó las elecciones", con la posibilidad de que en los próximos dos meses se acerquen posiciones. Pero en ese lapso hay elecciones generales, el 20 de diciembre, que lo pueden condicionar todo. Y, tras esa fecha, el posible acuerdo entre Junts pel Sí y la CUP será todavía más complicado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad