La CUP incumple su acuerdo con Junts pel sí ya en la primera sesión parlamentaria tras el pacto

stop

Los antisistema votarán con la oposición a favor de la devolución de la paga extra a los funcionarios

Los diputados de la CUP Albert Botran y Gabriela Serra en una imagen de archivo.

Barcelona, 19 de enero de 2016 (21:05 CET)

En su acuerdo para deshacerse de Artur Mas, la CUP se comprometió a no votar en el Parlament en contra de Junts pel sí. Pero los anticapitalistas no han tardado ni dos semanas en desmarcarse de ese pacto.

Este miércoles, en la primera sesión parlamentaria desde que se cerró el compromiso entre Junts pel sí y la CUP, los cuperos votarán en contra de la formación que ahora lidera Carles Puigdemont.

La CUP se alineará con la oposición y votará a favor de reclamar la recuperación de la paga extra de los trabajadores públicos del año 2012, en contra del criterio del grupo parlamentario de Junts pel Sí.

Perder la primera votación

Con esta decisión de los antisistema, JxSí podría perder su primera votación tras el acuerdo de investidura cerrado con la CUP el pasado 9 de enero, en el que la formación anticapitalista se comprometió explícitamente a "no votar en ningún caso en el mismo sentido que los grupos parlamentarios contrarios al proceso y/o el derecho a decidir" cuando esté en riesgo la "estabilidad" parlamentaria.

Pese a ello, el diputado de la CUP Albert Botran ha explicado que su formación apoyará en el pleno la propuesta de resolución avalada por Ciudadanos, PSC, Catalunya sí que es pot y PP, al estar en contra del "recorte" aplicado en 2012 a los trabajadores públicos, y por lo tanto rechazará una enmienda de JxSí, que advierte de que aplicar ese pago de manera "inmediata" es inviable.

Problemas de tesorería

"La enmienda de JxSí viene en la dirección de evitar algún problema de tensión de tesorería grande, que afectaría a las arcas de la Generalitat. Pero entendemos que todos los actores implicados están de acuerdo en el retorno de la paga y en gestionar este pago en los 'tempos' más realistas posibles", ha señalado Botran.

Ha afirmado además que la CUP entiende que su postura no va en contra del acuerdo de estabilidad parlamentaria con JxSí: "Nos comprometíamos a no votar con los grupos contrarios al proceso independentista cuando se viera afectada la estabilidad del Govern. No entendemos que sea poner en riesgo esa estabilidad".

Pactar un calendario

El portavoz adjunto de JxSí, Pere Aragonès, de ERC, que será el próximo secretario de Economía del Govern, ha alertado de que la propuesta de resolución presentada, si se aplica "inmediatamente", supone "un impacto de 480 millones de euros en el presupuesto de la Generalitat".

Por ello ha insistido en que su grupo está dispuesto a "pactar un calendario siendo consciente de la realidad que tenemos", ya que "el peor favor a los trabajadores públicos sería acordar unas medidas que no se pudieran cumplir".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad