La defensa de la infanta Cristina se ampara en la doctrina Botín como su último cartucho

stop

Miquel Roca y Jesús María Silva presentan en los juzgados el escrito para pedir el sobreseimiento de la causa contra la hermana del rey

Miquel Roca, ex dirigente de CDC y abogado de la infanta Cristina

Barcelona, 11 de diciembre de 2014 (13:27 CET)

La defensa de la infanta Cristina sigue el guion previsto. Este jueves, los abogados de la hermana del Rey han presentado el escrito en los juzgados en el que se amparan en la doctrina Botín para quemar sus últimos cartuchos.

Se trata de que nadie vaya a juicio sin acusación del ministerio fiscal en los casos en que existe un perjudicado concreto por el presunto delito. En este asunto sí existe el perjudicado, la Hacienda pública, cuyos intereses defiende el abogado del Estado. Es decir, que aplicando esta jurisprudencia, Cristina no tendría que ir a juicio por los dos delitos contra Hacienda por los que continúa imputada por el caso Nóos.

Sobreseimiento de la causa


Tanto Miquel Roca como Jesús María Silva sostienen en el escrito de 15 páginas que han entregado en los juzgados que la imputación por dos delitos fiscales son "jurídicamente inadmisible".

En esta línea, se refieren a "la doctrina por el que el Tribunal Supremo estima que cuando el Ministerio Fiscal y la acusación particular soliciten el sobreseimiento de la causa, el juez deberá acordarlo obligatoriamente, sin posibilidad de acordar la apertura del juicio oral aun cuando así lo solicite la acusación popular".

En línea con el fiscal y el abogado del Estado


Los abogados de la esposa de Iñaki Urdangarin recuerdan, además, que ni el fiscal anticorrupción, Pedro Horrac, ni la Abogacía del Estado señalan a la infanta como culpable a diferencia de las acusaciones populares.

Los abogados sostienen que, más allá de esta doctrina, también procede la "aplicación literal" del artículo 782.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal sobre la preparación del juicio oral para poder archivar la causa.

La defensa de la infanta también alega que el sobreseimiento en base a este artículo no tiene por qué aplicarse sobre la totalidad de la causa, "sino que puede perfectamente abarcar un sobreseimiento parcial de dicha causa con respecto a un interviniente particular".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad