Un juez de Barcelona investiga si el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, recibió dinero procedente de subvenciones públicas.

La fiscalía belga pone a Puigdemont rumbo a España

stop

El abogado belga del líder huido, Simon Bekaert, confirma que la fiscalía defiende la entrega de Puigdemont por los delitos de sedición y malversación

Economía Digital

Un juez de Barcelona investiga si el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, recibió dinero procedente de subvenciones públicas.

Barcelona, de ( CET)

La fiscalía belga pedirá la entrega de Carles Puigdemont a las autoridades españolas por los delitos de malversación y de sedición. Así lo confirmó a Efe el abogado belga de Puigdemont, Simon Bekaert, pocas horas antes de que se celebre la primera vista relacionada con la última euroorden emitida por el juez Llarena. 

El planteamiento de la fiscalía consta en las alegaciones que ha presentado por escrito de cara a la vista que que se debe celebrar este martes en un tribunal de primera instancia en Bruselas y que solo abordará cuestiones procedimentales y de trámite.

Según la normativa de la euroorden, el juez debe encontrar una equivalencia en los códigos legales belgas respecto a los delitos de malversación y de sedición para activar la entrega de Puigdemont a las autoridades españolas.

La estrategia de la defensa de Puigdmont consiste, de momento, en ganar tiempo, puesto que lo primero que piensan hacer sus abogados es pedir un aplazamiento de la vista con el propósito de presentar observaciones por escrito.

Puigdemont y la opinión de sus abogados

Otro de los abogados del líder hido, Gonzalo Boye, se ha dedicado durante los últimos días a ridiculizar la euroorden dictada por el juez Llarena porque se basa en dos resoluciones: el auto de procesamiento contra Puigdemont de 2018 y la propia sentencia del Supremo del pasado 14 de octubre; una por rebelión y la otra por sedición.

"Obviamente, los dos pilares de la euroorden son incompatibles como se pondrá en evidencia en el momento que corresponda", aseguró el abogado.

Boye consideró que Llarena actuó de forma precipitada con su euroorden, puesto que no hizo ninguna mención en ella a datos la sentencia alemana que salvó a Puigdemont de la extradición en 2018 "o la elección y proclamación del president como eurodiputado". 

Según este abogado, la sentencia del juzgado alemán de Schleswig-Holstein generó "una gran preocupación" en el Supremo y, por eso, no fue esgrimida en el juicio del procés.

Hemeroteca

Carles Puigdemont
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad