La Fiscalía de Catalunya asegura que la consulta soberanista no tiene “respaldo legal”

stop

DEBATE SOBERANISTA

24 de marzo de 2014 (18:08 CET)

Falsas esperanzas. El movimiento independentista lleva algunos días entusiasmado con la Fiscalía de Catalunya. Y todo parte de un escrito en el que solicitó que se archive la querella contra el President Artur Mas por prevaricación y sedición, presentada por el sindicato ultra Manos Limpias, al ver un delito en su plan soberanista. La Fiscalía rechazó la querella y aseguró que había margen para la negociación. Pero miembros del Govern y del movimiento independentista interpretaron que esa posición abría la posibilidad de poder convocar una consulta. Y ahora la Fiscalía esclarece que en ningún caso esa consulta tiene base legal.

En el comunicado, asegura que el referéndum “carece de encaje en la Constitución”, según la Fiscalía Superior de Catalunya. “El Ministerio Público no encuentra ningún respaldo legal para su celebración”, se asegura, en referencia a las “interpretaciones erróneas” que se han producido, entre ellas las de miembros del Ejecutivo de Mas, como las del conseller Santi Vila.

En contra de ver posibles delitos


¿Por qué se entendió de forma tan diferente? La nota de la Fiscalía afirma que las interpretaciones erróneas se han podido realizar porque se han “descontextualizado” expresiones contenidas en el informe.

La Fiscalía lo que hizo es examinar la querella de Manos Limpias, y pidió al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que archivara la causa, al no apreciar indicios de delito. El informe se acabó filtrando, y la idea es que la discusión no debía entrar en acusaciones sobre posibles delitos, como planteaba el sindicato ultra. “Con la regulación legal apuntada y la jurisprudencia del Tribunal Constitucional se puede discutir razonadamente el encaje constitucional de la consulta-referéndum prevista para el día 9 de noviembre, pero la discusión jurídica ha de situarse en sede constitucional, sin que pueda convertirse una decisión política en una resolución administrativa prevaricadora”, afirma la Fiscalía.

Y a eso se acogió el Govern para interpretar que se podría negociar un posible referéndum con el Gobierno central. El conseller de Territori, Santi Vila, había afirmado que la postura del fiscal podía abrir una vía. “Puede haber cambios. Ya veremos”, afirmó. La nota de este lunes deja claro, en cambio, que la Fiscalía no ve ninguna posibilidad legal para celebrar la consulta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad