La Fiscalía investiga si Mas usó datos personales para la consulta del 9N

stop

La Generalitat encargó que se desarrollasen instrumentos informáticos específicos para el referéndum, según un informe

Artur Mas y su mujer, Hlena Rakosnik, después de votar el 9N / EFE

en Barcelona, 14 de diciembre de 2015 (12:10 CET)

La Fiscalía quiere saber si en el pseudo referéndum del 9 de noviembre de 2014 se utilizaron datos personales. Por eso, el Ministerio Público ha pedido este lunes al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que ordene diligencias para aclarar cómo el Centro de Telecomunicaciones de la Generalitat (CTTI) proporcionó las plataformas informáticas para la votación del 9N y si se usaron ficheros públicos con datos personales.

Según ha informado la Fiscalía General del Estado en un comunicado, ha presentado un escrito ante la sala del Alto Tribunal catalán que investiga al presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas, a la ex vicepresidenta Joana Ortega y la consellera de Educación en funciones, Irene Rigau, por la consulta soberanista del 9N, solicitando nuevas diligencias sobre el caso.

Control de la votación

En concreto, el fiscal solicita al magistrado que ordene nuevas diligencias para establecer hasta qué punto la Generalitat mantuvo "en todo momento y hasta el final" un control determinante sobre la preparación y desarrollo de la votación, "en abierta contradicción con la suspensión acordada por el Tribunal Constitucional", según la nota.

El ministerio público quiere saber la forma en la que el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información de la Generalitat (CTTI) proporcionó las plataformas informáticas que constituyeron uno de los elementos esenciales para que pudiera celebrarse la votación del 9N.

Instrumentos informáticos específicos

El fiscal ha planteado estas nuevas diligencias tras recibir un informe con documentación de las empresas que prestan servicios informáticos para la Generalitat en el que se observan "elementos que inequívocamente apuntan", según el ministerio público, a que en el seno del marco contractual preexistente entre el CCTI y las contratistas privadas "se encargó el desarrollo de instrumentos informáticos específicamente destinados a ser utilizados en la votación". 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad