La Generalitat abre la batalla legal contra el Plan Hidrológico del Ebro

stop

El consejero Santi Vila presenta un requerimiento ante el Consejo de Ministros para que deje sin efecto la iniciativa

03 de mayo de 2014 (10:22 CET)

La Generalitat y el Gobierno central vuelven a batallar por el Ebro. El Govern ha presentado un escrito al Consejo de Ministros en contra del Plan Hidrológico que pretende reducir el caudal del río para aumentar los regadíos. La Generalitat, así como varias organizaciones ecologistas, consideran que la medida sería desastrosa para el tramo fluvial que pasa por Catalunya y en especial para el Delta.

El primer acto de impugnación que realiza el gobierno catalán contra el Plan Hidrológico lleva la firma del consejero Santi Vila. El alto cargo ya advirtió al Gobierno de los peligros que implican la reducción de caudal. En este sentido, el requerimiento solicita, entre otros aspectos, que los caudales ecológicos se determinen como una restricción previa a los usos que prevé el plan.

La Generalitat asegura que el incremento de agua para regadíos compromete el los tramos más bajos del Ebro, muy amenazados con el incremento de la concentración salina. El Govern asegura que el mínimo fijado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente no tiene en cuenta los requerimientos ambientales reales del tramo más bajo de la cuenca y el papel de sus caudales con respecto al freno a la intrusión salina y al aporte de sedimentos y nutrientes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad