La Generalitat adeuda cuatro meses a las escuelas concertadas

stop

PROBLEMAS DE TESORERÍA

Un aula de una escuela concertada en Catalunya. EP

23 de diciembre de 2012 (13:36 CET)

La Generalitat de Catalunya debe cuatro meses a las 800 escuelas concertadas catalanas. El Govern arrastra este impago desde el pasado agosto. Nunca la administración había acumulado tanta deuda con los colegios concertados. Las mayores partidas son referidas a los gastos de funcionamiento, es decir, mantenimiento, agua, luz, gas, teléfono, entre otros.

La denuncia de este impago la han realizado las cuatro patronales de las escuelas concertadas que hay en Catalunya. El secretario general adjunto de la Fundación Escuela Cristiana de Catalunya, la más representativa del sector con 400 centros, Carles Armengol, ha explicado a Europa Press que la Generalitat se ha comprometido a abonar el 31 de diciembre los pagos de agosto.

Justo para mantenerse

Armengol ha cifrado esta cantidad en el conjunto de colegios en nueve millones de euros al mes, por lo que el coste total asciende a 36 millones. Esta situación de impago sitúa a muchos centros en el "umbral de poderse mantener", asegura Armengol.

Esta partida es de pago a mes vencido, pero las dificultades económicas que atraviesa la Generalitat han provocado que se haya ido demorando durante el último año hasta llegar a los cuatro meses de retraso. Aproximadamente son entre 6.000 y 9.000 euros por línea al mes

A base de créditos

Ante esta situación, los colegios han tenido que buscar otras vías de ingresos. El centenar de centros de la Agrupación Escolar Catalana (AEC) están pidiendo créditos a bancos, aprovechando su tesorería o posponiendo pagos a proveedores.

También las escuelas cristianas han optado por el crédito bancario o bien por ayudarse de las instituciones que tienen detrás, aunque Armengol ha advertido que si la situación se alarga, "se podrían aplazar pagos del personal no docente" que depende de los mismos centros, mientras que el resto de profesorado no corre este peligro porque dependen de la Generalitat.

La deuda familiar

Pero el problema de impago no solo procede de la Generalitat. El secretario técnico de la Federación Catalana de Centros de Enseñanza, Agustí Guillén, afirma que la situación económica de los centros es "muy complicada", no sólo por el retraso de la administración, sino porque han incrementado alrededor de un 20-30% los impagos de las cuotas que abonan las familias por las actividades complementarias.

El pasado miércoles profesores de las escuelas concertadas se manifestaron en Barcelona contra los recortes del sueldo. Este colectivo calcula que ha perdido el 24% del poder adquisitivo. Además, también les adeudan la paga extra de Navidad que ronda los 2.000 euros, según fuentes de CC.OO.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad