La Generalitat admite que construye su base ilegal de datos fiscales

stop

El secretario de hacienda había dicho, en diciembre, que el Govern analiza 130 fuentes de información para tener un banco de datos de los contribuyentes

Lluís Salvadó, secretario de Hacienda de Cataluña. / EFE

Barcelona, 29 de enero de 2017 (19:00 CET)

Santiago Vidal no es el único dirigente independentista que ha revelado la intención del gobierno catalán de tener un banco de datos con información fiscal de los ciudadanos. En diciembre, el secretario de hacienda de Cataluña, Lluís Salvadó, dijo en una conferencia que el Govern analiza "130 fuentes de información" para poder recaudar impuestos en un hipotético Estado catalán.

Las declaraciones del funcionario fueron realizadas en un acto de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) en Terrassa. Allí el secretario precisó que la intención de la Generalitat es poder recaudar impuestos sin contar con la colaboración de los bancos, una tarea que reconoció como "muy compleja", informa El País.

Salvadó plantea un panorama complicado en materia fiscal si Cataluña fuera independiente. Describió que durante un tiempo, "que quisiéramos que durara muy poco", habría "dos legalidades y dos legitimidades", o dicho de otra forma: dos agencias tributarias compitiendo por cobrar los mismos impuestos.

El secretario catalán de hacienda sabe que los bancos no serán precisamente aliados en su objetivo recaudatorio. Por ello, dijo ante los asistentes de la ANC, que la Generalitat estudia sistemas para captar impuestos "sin la colaboración de terceros que no controlamos".

Las 130 fuentes de información son una docena

En declaraciones posteriores a El País, Salvadó matizó sus palabras. Dijo que los bancos sí serán necesarios para realizar la recaudación, y de las 130 fuentes de información (como podría ser el catastro, los datos de vehículos, barcos o bienes en el exterior) que aseguró que tenían, apenas contarán con una docena para el tercer trimestre del año.

Salvadó aseguró que la recolección de esta información no es ilegal, porque la Generalitat puede conocer el domicilio fiscal de los contribuyentes por el censo único del Estado. Sin embargo, la ley de protección de datos establece que la información recopilada "no podrá usarse para finalidades incompatibles con aquellas para las que los datos hubieran sido recogidos".

Vidal también había dicho que la Generalitat iba a enviar una carta a los contribuyentes que practiquen una rebelión fiscal y no paguen sus impuestos al Estado español. El funcionario de Hacienda dijo que no le consta la existencia de esta misiva.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad