La Generalitat inyecta más fondos públicos para evitar el descalabro de Vallter 2000

stop

El Govern acudirá a dos ampliaciones de capital a través de FGC por valor de 3,4 millones de euros

La estación de esquí de Vallter 2000 | ED

30 de octubre de 2014 (22:26 CET)

La Generalitat ha vuelto a acudir en rescate de Vallter 2000. El Ejecutivo de Artur Mas ha aprobado participar en dos ampliaciones de capital a través de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) por valor de 3,4 millones de euros. El objetivo de las operaciones es compensar las cuantiosas pérdidas de 2013 (964.729 euros en negativo) y garantizar una serie de inversiones por valor de otros 2,3 millones.

No es la primera vez que la administración pública catalana salva a la pista de esquí del valle de Camprodón (Girona). Hace dos años, la Generalitat entró en el capital de la compañía propietaria de las instalaciones con un desembolso total de 2,4 millones de euros. Desde entonces, es el accionista mayoritario.

El Govern ha hecho distintas operaciones de este tipo para salvar varias estaciones de esquí pirenáicas. CiU trata estas instalaciones como si fueran sectores estratégicas para el futuro económico del país. Mientras hace recortes en sanidad y otros servicios básicos, aporta fondos para mantener a flote este tipo de recintos. Y lo hace a través de  la empresa pública FGC.

Operaciones

La Generalitat amplía el capital social de Vallter mediante la transformación de un crédito propiedad de los accionistas en títulos por valor de 1,16 millones. La operación se divide en dos partes: 713.589 euros que corresponden a FGC, y 450.000 euros de la sociedad inicialmente propietaria de la estación, Salvador Serra SA, de la que FGC es accionista mayoritaria. Con esta medida se enjugan las pérdidas del pasado ejercicio.

El Ejecutivo catalán también realiza una ampliación de capital por aportaciones en efectivo de FGC por valor de 2,3 millones de euros. Esta inyección se dedicará a financiar una serie de inversiones para garantizar la seguridad de las instalaciones de esquí en los tres próximos ejercicios. La compañía de transportes pública realizará un desembolso de 482.700 euros en 2014; 804.000 en el 2015 y 803.000 en el 2016.

El Govern y las pistas de esquí

La Generalitat gestiona mediante FGC las pistas de esquí de La Molina, Vall de Núria, Vallter 2000, Espot, Port Ainé y Tavascan. El presidente de la empresa público, Enric Ticó, ha asegurado precisamente este mismo jueves que en 2014 ha invertido 8 millones en las estaciones y ha asegurado que en 2015 esta cifra se mantendrá o incluso se podría incrementar. También ha indicado que estas aportaciones se pueden realizar porque en la pasada temporada aumentó del número de esquiadores en un 12%, lo que ha permitido mejorar la financiación de las estaciones.

Por otra parte, la Generalitat también ha financiado recientemente la estación Boí Taüll con 800.000 euros con un crédito a través de Avançsa, la empresa pública dedicada a la promoción económica e industrial catalana.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad