La herida sindical de Sant Jordi 2014 sigue abierta en FNAC Triangle con una nueva huelga

stop

CONVENIO EN GRANDES ALMACENES

Protesta sindical a la entrada del centro FNAC en el Triangle (Barcelona)

en Barcelona, 18 de julio de 2015 (21:14 CET)

La herida de Sant Jordi 2014 sigue bien abierta. Entonces, una convocatoria de huelga en los centros FNAC España, de la que se acabaron desmarcando tanto UGT como CCOO, provocó un grave conflicto dentro de la plantilla del centro barcelonés de Triangle. La renuncia de muchos de los escritores invitados a firmar en las casetas de la multinacional francesa, amplificó una protesta que había encontrado su perfecto caldo de cultivo en las redes sociales.

Más de un año después, la guerra entre sindicatos sigue latente, al igual que las reivindicaciones laborales de una plantilla sujeta a continuas rotaciones. La desregulación horaria de los comercios impulsada por el exalcalde Trias ha motivado una nueva protesta que, como en el día del libro del pasado año, sólo contará con el respaldo de la CGT. 

Esta organización, con escasa presencia en el sector de los grandes almacenes, pero que sí cuenta con representantes en muchos de los centros de la FNAC, ha convocado una huelga todos los domingos del verano en la tienda de Triangle.

Convenio Grandes Almacenes

¿El motivo? La apertura en días festivos –este establecimiento es el único de la cadena con permiso para abrir, al estar dentro del área turística de Barcelona—y la decisión de la empresa de hacer trabajar a los empleados a tiempo parcial en estas jornadas, amparándose en el reciente convenio colectivo de Grandes Almacenes.

Este convenio permite a las grandes superficies remunerar y considerar los festivos como días normales, una política que mina "los derechos de conciliación familiar y social de los trabajadores", en palabras de este sindicato.  

Fuentes de UGT reconocen a este diario compartir el fondo de la reivindicación, aunque aseguran "no haber sido invitados" a participar en esta huelga. Un hecho confirmado desde CGT, al considerar que los sindicatos mayoritarios "son representantes de la empresa" (y no de los trabajadores).

Reunión con el Ayuntamiento

La organización convocante hizo llegar a Ada Colau –quien, mediante un vídeo, había mostrado su solidaridad en 2014 con la huelga de entonces-- una carta a principios de mes que la interpelaba a mediar en este conflicto y derogar el decreto que permite la apertura de comercios los domingos del verano.

Esta petición obtuvo respuesta a través de la reunión que los representantes sindicales mantuvieron este viernes con Miquel Ortega, comisionado de Comercio, Consumo y Mercados del nuevo ayuntamiento. Según CGT, durante el encuentro Ortega les confirmó que el actual Gobierno tiene la intención de modificar la actual normativa y les invitó a participar en los encuentros que tendrán lugar a partir de Septiembre para impulsar un nuevo modelo comercial en Barcelona.

Desde CGT aseguran que no tienen previsto realizar ningún piquete informativo durante la protesta que se inicia este domingo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad