La inmigración como problema social entra en el Parlamento de Catalunya

stop

Con el 60% de los votos escrutados el PP se convierte en la tercera fuerza del hemiciclo y Josep Anglada podría entrar

Sánchez Camacho, en la sede electoral del PP

28 de noviembre de 2010 (22:02 CET)

Los dos partidos políticos que han hecho de la inmigración el eje de su campaña electoral, el PP y Plataforma por Catalunya, pueden dar la sorpresa en las autonómicas de este domingo. Con el 60% de los votos escrutados el PP gana cinco representantes en el Parlament, llegando a los 19 representantes. Así Alícia Sánchez-Camacho obtendría los mejores resultados de la historia de los populares catalanes.

Por otro lado, el partido liderado por el controvertido Josep Anglada, Plataforma por Catalunya (PxC), estaría a pocos votos de conseguir un representante en el hemiciclo. Los primeros resultados de la noche habían dado a la formación xenófoba tres representantes, aunque a medida que van llegando los resultados de las más de 8.000 mesas los ha perdido. Al final, podría ser que Anglada obtuviese un escaño en la demarcación de Barcelona, donde tendría más fácil sumar los votos necesario para salir elegido.

Mayoría de CiU

Tal como se apreciaba en los sondeos a pie de urna la clara vencedora de la noche es CiU. El diputado de la federación nacionalista, Josep Duran y Lleida, ha dejado claro que con los 62 parlamentarios que ahora tiene "nadie discute que Artur Mas va a ser el presidente de Catalunya". Recordando que en los dos anteriores comicios habían ganado en las urnas pero no habían podido formar gobierno.

El político también ha lamentado el incidente que ha ocurrido en la calle Nicaragua, feudo socialista, cuando un espontáneo ha lanzado un huevo al portavoz del PSC, Miquel Iceta, al empezar la valoración de la encuesta a pie de urna. "El PSC ha obtenido un resultado muy por debajo de lo que esperábamos, la crisis nos ha pasado factura", ha valorado. De momento baja históricamente hasta los 30 parlamentarios enfrente a los 37 actuales.

El resto de los socios del tripartito también han sufrido un castigo en las urnas. El más severo el de ERC, perdiendo 11 representantes hasta los 10. Justos los mismo que ICV-EUiA, que pierde 2 escaños. Por otro lado C's mantiene los 3 parlamentarios y Solidaritat Catalana tendría un representante por la circunscripción de Girona, lo que quiere decir que Joan Laporta no entraría en el Parlament.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad