La justicia pone la lupa en los negocios de Abengoa con la Junta de Andalucia

stop

El grupo constructor habría recibido trato de favor en la licitación de obra pública desde 2005

Abengoa

20 de noviembre de 2014 (20:41 CET)

Agentes de la Unidad de Delitos Económicos y Estafas de la Guardia Civil de Sevilla investigan, por orden de la Fiscalía Anticorrupción, algunos de los contratos de obra pública que la Junta de Andalucía ha concedido a las empresas de la constructora Abengoa entre los años 2005 y 2012.

Subvenciones para unas obras de 40 millones 

La investigación nace de unas diligencia abiertas en la primavera del 2012 por el juzgado de instrucción número 16 de Sevilla que, hasta el momento, ha imputado al ex director general de Regadíos y a tres ingenieros jefes de la Consejería de Obras Públicas, así como a dos particulares (directivos de la junta de regadío) que en 2005 habrían recibido una subvención del Gobierno andaluz para unas obras en el margen del río Guadalquivir por un valor inicial de 40 millones de euros.

Las indagaciones de la Fiscalía detectan presuntas irregularidades en el proceso de concesión de dicha subvención que, parcialmente, se pagó con fondos europeos. La Guardia Civil refleja en algunos de sus recientes informes operativos que se aprobó el plan de obras propuesto por la junta de regantes a condición de que la empresa que debía ejecutar los trabajos fuese Befesa, filial del grupo Abengoa, con el que la junta ha licitado numerosos macrocontratos urbanísticos desde 2005.

La oferta de Befesa, la más cara

Así, Befesa se presentó al concurso con el aval de los regantes cuando su plica no era, ni mucho menos, la más económica. La filial de Abengoa ofertó hasta 10 millones de euros más que sus rivales en este concurso de licitación. La propuesta de Befesa fue la quinta de las que se presentaron, entre ellas Sacyr, ACS o FCC, que hicieron plicas más baratas pero, aun así, quedaron excluidas. La Guardia Civil está examinando detalladamente este expediente de licitación.

En 2005 debían de empezar los trabajos de movimiento de tierras. Pero desde el primer día en que llegaron al margen del Guadalquivir los primeros operarios, la Guardia Civil ha detectado que se empezaron a certificar un gran número de obras menores que en realidad no se habían hecho.

Sobrecostes de 20 millones de euros

Así, el presupuesto inicialmente cifrado en 40 millones de euros, acabó subiendo hasta los 60 millones. En este tipo de licitaciones públicas, el protocolo suscrito estipula que a medida que avanza la obra, la constructora ha de ir aportando a la junta las certificaciones que recogen la cuantía económica de lo realizado. Según fuentes de la investigación consultadas por Economía Digital, la Fiscalía ha mostrado su perplejidad al comprobar que Befesa presentó ante la Junta de Andalucía una certificación de más de cuatro millones por unos trabajos supuestamente realizados en tan sólo la primera semana de obras.

Tras las presuntas irregularidades detectadas en esta subvención de 2005, la Guardia Civil va a analizar con detalles alguno de los numerosos contratos adjudicados a Abengoa por la Junta de Andalucía y no descarta en breve que se tome declaración a los directivos de la constructora.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad