La mitad de la militancia de CDC deja plantado al PDECat

stop

A los antiguos militantes de Convergència les siguen reclamado la cuota si no han formalizado su baja del partido

Josep Maria Casas

Pascal, Turull, Sànchez, Puigdemont, Mas, Corominas, Munté y Homs, en el congreso del mes de julio de la antigua CDC./EFE
Pascal, Turull, Sànchez, Puigdemont, Mas, Corominas, Munté y Homs, en el congreso del mes de julio de la antigua CDC./EFE

Barcelona, 09 de febrero de 2017 (05:00 CET)

La mitad de los militantes que tenía la vieja Convergència (CDC) no se han afiliado al nuevo Partit Demòcrata Europeu Català (PDECat). A estos antiguos afiliados, que no han formalizado su baja en CDC ni se han incorporado al PDECat, se les reclama que sigan pagando religiosamente sus cuotas. 

La vieja Convergència no tiene ninguna actividad pública, ya no se presenta a elecciones ni participa en actos. Sin embargo, todavía cuenta con miles de militantes durmientes, que no se han dado de baja, ni han pasado al PDECat ni pagan cuotas desde el congreso del pasado julio. Precisamente, en este congreso se acordó la disolución de CDC y el nacimiento del PDECat.  

Fuentes de la formación que lidera Artur Mas reconocen que tan sólo la mitad de los afiliados de CDC han pasado al PDECat. Desde el congreso de julio, la vieja Convergència está presidida por Jacint Borràs, padre de Meitxell Borràs, actual consejera de Gobernación del gobierno de Carles Puigdemont.  

Si no comunican lo contrario, les girarán la cuota

A través de correos electrónicos, desde este martes se informa a los antiguos afiliados de CDC que, "si no nos manifiestas lo contrario o no nos comunicas que tienes la voluntad de asociarte al PDECat, procedimos a girarte tu cuota como militante de Convergència Democràtica de Catalunya".

Como presidente de CDC, Jacint Borràs pide a los viejos militantes que contribuyan y se impliquen en el "proceso nacional de Cataluña". Señala que "desde Convergencia y siempre al lado del PDECat, continuaremos trabajando para que este proceso culmine con un país libre, próspero y socialmente justo que nos merecemos todos los ciudadanos". También se les recuerda que CDC "continua siendo una formación política válidamente inscrita".  

El partido pasa el platillo

Uno de los receptores del correo, que no ha dado el salto al PDECat, señala que, ante las dificultades económicas del viejo y del nuevo partido, sus dirigentes han decidido "pasar el platillo". Con ironía, indica que "los abogados son muy caros", en referencia a los múltiples asuntos judiciales en los que están inmersos. Estas fuentes advierten que muchos "despistados" pueden continuar pagando cuotas si no comunican su deseo de desvincularse de la formación.  

El PDECat todavía está negociando una reestructuración de plantilla. Hace unos meses, eliminó las cuotas bonificadas, de las que se beneficiaban los jubilados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad