La morosidad pública, pagada vía impuestos

stop

El Congreso vota el próximo martes la creación de un sistema de cuenta corriente para compensar a las pymes y autónomos

01 de mayo de 2011 (13:55 CET)

Permitir que las administraciones paguen a través de aplazamientos y fraccionamientos en el pago de impuestos los créditos y deudas tributarias “reconocidos por acto administrativo”. Esta será la propuesta que el Congreso debatirá el próximo martes a iniciativa del PP. Así, se pretende establecer un sistema de "cuenta corriente" que permita compensar a las pymes y autónomos.

La exposición de motivos de la iniciativa sostiene que el conjunto de administraciones públicas adeudan a empresarios y autónomos un volumen total de 30.000 millones de euros, cuyos plazos de pago "son cada vez más dilatados". También señala que es "especialmente grave" en el caso de los ayuntamientos, algo que también ha repercutido negativamente en la recaudación tributaria, en un volumen de más de 11.600 millones de euros en 2009.

La Cámara Baja aprobó por unanimidad el pasado 7 de septiembre una proposición no de ley del PP en esta misma línea pero que sólo hacía referencia a las deudas contraídas por parte de la administración general del Estado, es decir, excluyendo a comunidades autónomas y ayuntamientos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad