La oposición venezolana se organiza en Madrid para alertar del "chavismo español"

stop

Disidentes y asilados del gobierno de Nicolás Maduro explican las consecuencias del chavismo en Venezuela para retratar el modelo de Podemos

Manuel Rodríguez, dirigente estudiantil venezolano exiliado en Madrid.

18 de octubre de 2014 (11:04 CET)

La oposición venezolana en España que ha huido de los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro se ha organizado en Madrid para mostrar las consecuencias económicas del modelo chavista en Venezuela. Es una advertencia, aseguran, de lo que puede pasar en España si Podemos es capaz de llegar a Moncloa.

La disidencia agrupada en el movimiento SOS Barcelona se ha trasladado a Madrid para organizar unas jornadas que culminan este sábado bajo el sugerente título "La revolución venezolana, nueva franquicia en España".

Los perseguidos


Los organizadores consideran que el partido Podemos y parte de la izquierda española defiende en Venezuela políticas que condenan dentro de sus propios países. En el acto participaron Romina Pulido, fiscal que investigó casos de corrupción de gobernadores chavistas y que ahora es exiliada en España y el estudiante Manuel Rodríguez, exiliado por organizar protestas estudiantiles en febrero pasado.

"Un vehículo sin identificación nos interceptó, nos detuvieron y nos imputaron cargos hasta de homicidio. La juez nos dio libertad provisional y al día siguiente fue cesada. Vivimos en un sistema donde no existe separación de poderes y donde un día puedes estar en la cárcel sólo por una orden de algún funcionario del gobierno ", explicó Rodríguez. "Pensé que como fiscal podía hacer mi trabajo de forma independiente pero me equivoqué. Todas las investigaciones están dirigidas y controladas por el gobierno", aseguró la ex fiscal.

"España no es Venezuela"


La oposición venezolana, que representa más del 90% de la comunidad en España, de acuerdo con los resultados electorales de los consulados, ve que en España emergen las mismas condiciones para la instauración del chavismo: un descontento generalizado de la sociedad con los partidos tradicionales y el surgimiento de un líder hábil, mediático, carismático y ambicioso como Pablo Iglesias.

"Antes de 1998, escuchaba en Venezuela que era imposible que Chávez llegara al poder porque 'Venezuela no es Cuba'. Es lo mismo que escucho aquí ahora, que 'España no es Venezuela'", asegura David Díaz, experto petrolero residenciado en Barcelona.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad