La hasta ahora portavoz del Pdecat, Maria Senserrich. Foto: EFE/AG

La portavoz del Pdecat que desafió el poder absoluto de Puigdemont se va

stop

La portavoz del Pdecat dimite con el pretexto de dedicarse a proyectos personales, en medio de una crisis de confianza en la formación

Barcelona, 15 de septiembre de 2018 (11:13 CET)

Los tiempos corren tensos en los pasillos del Pdecat. Algunos diputados de la formación se mantienen intranquilos ante los vaivenes de la nueva jefa del partido, Míriam Nogueras, como avanzó Economía Digital este sábado. En ese contexto, de forma inesperada, Maria Senserrich presenta ahora su renuncia a la directiva.

Senserrich ejerció de portavoz del Pdecat hasta la asamblea de julio, que marcó el final de la era Marta Pascal y dio inicio a la presidencia de Dadid Bonvehí. Si bien fue reelegida en el cargo, siempre formó parte del "sector moderado" que lideraba Pascal, no compatible con las maniobras de poder del huido Carles Puigdemont.

En su carta de dimisión, Senserrich evita mencionar la tensión evidente a lo interno del Pdecat. Cita nuevos "proyectos personales" y "una nueva etapa fuera de la política" como pretextos su salida, aunque afirma que pretende "ayudar al proyecto de país desde la base". En la misiva asegura que se retirará de la vida política.

La baja fue confirmada por el propio Bonvehí en Twitter. "Mi amiga Maria Senserrich hoy me ha comunicado que comienza una nueva etapa profesional. Gracias por tu compromiso. Después de dos meses al frente del PDeCAT quiero decir que tengo un gran equipo", escribió el líder demócrata.

Pdecat: Puigdemont contra todos

Las diferencias entre el Pdecat y Senserrich estaban presentes desde antes del congreso del partido en el que Puigdemont doblegó a Pascal. En abril, la portavoz se metió en un conflicto al afirmar que un cuarto candidato a la presidencia del partido debía tener el aval de los 34 diputados de JpC y no sólo el de Puigdemont.

Senserrich también había sido partidaria de no forzar la ley de la presidencia de la formación para no poner en riesgo a más personas, lo que tampoco caló bien en el bando partidario de Puigdemont. Pero, a la hora de presentar su renuncia, la portavoz se limita a manifestar que tan solo desea pasar más tiempo con su familia.

Sucede que la baja se presenta la misma semana que Carles Campuzano fue desautorizado por la ejecutiva del Pdecat. El portavoz del partido en el Congreso respondió a las presiones para que retirara una moción que había pactado con el PSOE y que no gustaba a ERC ni mucho menos a Puigdemont. 

La situación dio paso a un cabreo interno entre quienes apoyan y quienes critican la gestión de Nogueras, la nueva mujer de confianza del ex presidente catalán. Ahora queda la duda de si Senserrich, que contaba con la confianza de Bonvehí pero también de Pascal, se hace a un lado de la política solo por la familia.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad