La princesa Corinna: “Fui la primera sorprendida cuando Iñaki no aceptó el empleo"

stop

'CASO NÓOS'

La princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein

24 de febrero de 2013 (11:31 CET)

Su Alteza Serenísima la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein, conocida por su amistad con el Rey Don Juan Carlos, ha roto su silencio. Niega cualquier relación con el caso Nóos y defiende la oferta laboral que le hizo Iñaqui Urdangarín.

En una entrevista concedida al diario El Mundo, publicada un día después de la declaración de Duque de Palma, Corinna asegura que fue la primera sorprendida cuando Urdangarín “no aceptó el empleo” como presidente del capítulo español de la prestigiosa Fundación Laureus.

Conocida por la cacería en Botsuana

“Yo sólo traté de encontrarle un empleo digno”, asegura esta consultora internacional. Saltó a la luz el pasado abril cuando se supo que había acompañado al Monarca de cacería en Botsuana. Asegura que mantiene una “entrañable amistad” con el Rey desde 2004.

Pero el pasado sábado volvió a estar en boca de todos después de la declaración ante el juez del ex socio de Urdangarín, Diego Torres, por el caso Nóos. Torres entregó una serie de correos electrónicos que se intercambiaron el yerno del Rey y la princesa Corinna.

Trabajó con el Gobierno

Pero la consultora huye de toda polémica asegurando que nunca cobró nada. Según afirma, sólo quería encontrar un empleo para Urdangarín “compatible con su posición”, tal y como le habría pedido el duque.

Corinna es propietaria de una consultora internacional a través de la cual asesorara a gobiernos e individuos “de alto valor económico”. Y confirma haber realizado trabajos importantes para el Gobierno español en materia de política exterior. Pero a raíz del escándalo del caso Nóos, ha querido cortar por lo sano sus actividades en España “para evitar controversias”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad