La Seguridad Social cerró 2011 en déficit por primera vez en 13 años

stop

EFECTOS DE LA CRISIS

Soraya Sáenz de Santamaría, ministra de la Presidencia

05 de enero de 2012 (16:54 CET)

El Gobierno ha avanzado este jueves que la Seguridad Social ha cerrado 2011 con pérdidas por primera vez desde hace 13 años. Concretamente fueron 668 millones de euros, el equivalente al 0,06% del PIB, frente al superávit inicialmente previsto por el Gobierno socialista del 0,4% del PIB. De esta forma, también en el caso de la Seguridad Social ha empeorado súbitamente el panorama, como ocurrió con el caso del déficit.

La ministra de la Presidencia y portavoz del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría ha asegurado que el sistema vuelve así a registrar déficit por primera vez desde 1999, año en el que entró en superávit al dejar definitivamente de financiar la asistencia sanitaria.

Tranquilidad a los pensionistas


La mano derecha de Mariano Rajoy ha señalado que, pese a esta desviación negativa sobre lo previsto en las cuentas de la Seguridad Social, los pensionistas pueden estar "tranquilos", pues las pensiones se pagarán puntualmente.

La vicepresidenta, que ha comentado que esta situación le recuerda a la de 1996, ha insistido en que la realidad económica es "más dura" de lo que pensaba el Gobierno, por lo que ha advertido de que las medidas que adoptará en el futuro "también lo serán".

Sáenz de Santamaría ha informado de que la ministra de Empleo y la Seguridad Social, Fátima Báñez, ha elevado al Consejo de Ministros un informe sobre el empleo y la "preocupante" situación de la Tesorería General de la Seguridad Social tras la publicación el pasado martes de los datos de paro y afiliación al sistema.

Más parados


De acuerdo con dichos datos, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) se situó al finalizar diciembre en 4,42 millones de personas, tras subir en 322.286 desempleados en el conjunto de 2011, con un aumento porcentual del 7,86% respecto a 2010.

Por su parte, la Seguridad Social cerró 2011 con un descenso medio de 355.060 afiliados. Soraya ha asegurado que el entonces secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, les dijo que veía "muy díficil" cumplir con el objetivo de superávit (0,4% del PIB).

"Lo que no se nos dijo es que se iba a producir una desviación de casi medio punto", ha precisado Sáenz de Santamaría.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad