Los Mossos d'Esquadra separaron físicamente a los manifestantes independentistas de los unionistas, cerca de la avenida del Paralelo, en Barcelona. Foto: EFE/TA

La tensión brota en Barcelona en dos manifestaciones previas al 11-S

stop

Los mossos separan dos manifestantes para evitar un encuentro violento entre partidarios y contrarios a la independencia de Cataluña

Economía Digital

Los Mossos d'Esquadra separaron físicamente a los manifestantes independentistas de los unionistas, cerca de la avenida del Paralelo, en Barcelona. Foto: EFE/TA

Barcelona, 09 de septiembre de 2018 (15:11 CET)

Una manifestación a favor de la unidad territorial de España, a la que asistieron unas 2.000 personas según la Guardia Urbana, topa de frente con una concentración con miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) en Barcelona.

Los insultos y las amenazas de un bando al otro precipitaron la tensión y obligaron a los mossos a separar los grupos.

La concentración por la unidad recirrió la avenida del Paral·lel desde el teatro de El Molino hasta la plaza de España. Y fue justo en los momentos previos al final del recorrido cuando los manifestantes toparon con los CDR, que habían ocupado la avenida de Mistral, a pocos metros del Paralelo barcelonés.

El País informó de que algunos manifestantes a favor de la unidad española se adelantaron para encontrarse con los independentistas, por lo que los mossos evitaron que se encontraran físicamente. El enfrentamiento fue verbal: "Cataluña es antifacista", de un lado, y "¡nazis, nazis!", del otro.

"Situación demencial"

La manifestación por la unidad de España fue convocada por el empresario José Manuel Opazo y contó con el apoyo de 65 asociaciones, entre ellas el partido VOX. Sus lemas fueron "recuperemos la dignidad" y "Cataluña 100% española". Se celebró dos días antes de la concentración de la Diada, el 11-S.

"En España vivimos una situación demencial: tenemos un presidente del Gobierno y un presidente de la Generalitat que no han llegado aquí por las urnas", afirmó un miembro de la organización. Pedro Sánchez "nos está provocando vergüenza, porque vino con el apoyo de los que se declararon enemigos de España", agregó.

Por su parte, los movimientos "antifascistas e independentistas" se congregaron convocados por la Plataforma Antifascista Unidad contra el Racismo y el Fascismo, y reunió a unas 250 personas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad