La líder de Ciutadans, y jefa de la oposición, Inés Arrimadas, junto al presidente del PPC, Xavier García Albiol. EFE

La tensión entre Arrimadas y Albiol va en aumento

stop

Arrimadas acusa al PP de buscar dinero con sus presiones para poder formar grupo propio en el Parlament. C's cifra en 800.000 euros las ambiciones de Albiol

Marcos Pardeiro

Economía Digital

La líder de Ciutadans, y jefa de la oposición, Inés Arrimadas, junto al presidente del PPC, Xavier García Albiol. EFE

19 de enero de 2018 (04:55 CET)

Sería demasiado suave decir que las relaciones entre PP y Ciudadanos no atraviesan su mejor momento. Y sería más exacto referirse a la creciente tensión entre ambos partidos. Ciudadanos se sabe fuerte desde que logró la victoria en las elecciones del 21 de diciembre en Cataluña porque demostró que continúa ganándole terreno al PP. En este contexto hay que encuadrar los contactos de los grupos para repartirse las cuotas de poder del Parlament (comisiones, despachos) y el malestar del PP con Ciudadanos. Xavier García Albiol pide desde hace días a Inés Arrimadas la cesión de un diputado para sumarlo a los 4 que logró el 21-D y así poder formar grupo propio (5 escaños), pero el partido naranja no tiene previsto atender esta petición porque considera que el PP tan sólo busca dinero con esta petición.

Tener grupo propio implica una serie de prerrogativas en el Parlament, una de las cuales consiste en obtener una subvención pública para financiar los elevados costes de "buzoneo" de la campaña electoral. El reparto postal de la propaganda electoral supone cientos de miles de euros y Ciudadanos acusa al PP de buscar un diputado más para sufragar estos costes.

Los costes de "buzoneo" del PP fueron inferiores a 500.000 euros

Los dirigentes de C's no se han mordido la lengua e incluso han puesto cifra al dinero que busca el PP: 800.000 euros. Fuentes del PP desmintieron con rotundidad esta cifra porque, según aseguraron, sus costes de correo fueron inferiores a 500.000 euros. "Éstos ahora caminan un palmo sobre el suelo", deploraron en el PP, en alusión a Ciudadanos por despachar su solicitud con desaire.

Según el PP, tener grupo propio evitaría que Junts per Catalunya y ERC tuvieran mayoría en las comisiones parlamentarias. ¿Por qué? Porque la distribución de representantes en las diferentes comisiones penalizan a los diputados integrados en el grupo mixto y premian a los que tienen grupo propio, de tal manera que los independentistas tendrán la mayoría asboluta a su alcance en todas ellas. "En las comisiones formadas por 19 miembros, la mayoría absoluta es 10. Si el PP no tiene grupo propio, la distribución proporcional de los miembros por el sistema de Hondt hace que Junts per Catalunya y ERC tengan 5 miembros cada uno", advierte el PP.

El PP pide grupo propio para frenar a los soberanistas en las comisiones

Las tensiones entre ambas formaciones se inciaron justo después del 21-D con los primeros contactos para elegir la composición de la Mesa del Parlament y han continuado conforme se han ido publicando encuestas halagüeñas para Ciudadanos. La verdadera batalla entre PP y Ciudadanos se traslada ahora al ámbito español. En un horizonte no tan lejano se vislumbran elecciones municipales y elecciones generales. Las espadas ya están en alto.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad