La UE y Chipre buscan un acuerdo en tiempo de descuento

stop

El presidente de la isla, Nicos Anastasiades, amenaza a la troika y al Gobierno de la UE con dimitir

Nicos Anastasiades. EFE

24 de marzo de 2013 (23:22 CET)

La UE busca contrarreloj una solución para el rescate de 10.000 millones de euros a Chipre, en una nueva larga noche de negociaciones, con el fin de evitar la quiebra de la isla y su salida del euro, a pocas horas de que el Banco Central Europeo (BCE) cumpla su amenaza de cortar la liquidez de emergencia al sistema financiero chipriota.

En esta recta final, la rienda de las negociaciones las ha asumido el presidente chipriota, Nicos Anastasiades, con los máximos representantes de la troika: la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde; y los presidentes del BCE, Mario Draghi; y de la Comisión, José Manuel Durao Barroso.

En este encuentro, han participado además los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, y el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn.

Retraso en el Eurogrupo

La prolongación de esta reunión previa, que ha empezado a primera hora de la tarde, ha obligado a retrasar más de tres horas el inicio del Eurogrupo, que es el que tiene que cerrar el acuerdo.

Según la agencia de noticias chipriota CNA, Anastasiades ha llegado incluso a amenazar a la troika con su dimisión ante la postura inflexible del FMI. "Presento una propuesta y no me la aceptan, presento otra y pasa lo mismo. ¿Qué más quieren que haga? ¿Quieren obligarme a dimitir? Si es lo que quieren, háganmelo saber", ha manifestado el mandatario.

Desmantelar el Banco de Chipre

El último escollo parece ser, según ha trascendido, que el FMI exige el desmantelamiento del Banco de Chipre, la primera entidad del país, algo que rechaza el Gobierno de Nicosia. Las autoridades chipriotas ya han aceptado liquidar el segundo banco del país, Laiki, e imponer una tasa del 20% a los grandes depositantes del Banco de Chipre.

La UE exige que Nicosia aporte hasta 7.000 millones de euros para financiar su propio rescate.

Alemania y Holanda

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, ha avisado de que la solución depende de que el Gobierno de Nicosia "vea la situación de forma realista". "Espero que seamos capaces de alcanzar un acuerdo", ha manifestado a su llegada al Eurogrupo.

“La pelota está en el campo de Chipre”, ha añadido el secretario de Estado de Finanzas holandés, Frans Weekers. Sus palabras han sido de las más duras antes de entrar en la reunión: "Son los chipriotas los que tienen que cumplir porque el viernes pasado ya alcanzamos un acuerdo con el Gobierno chipriota". Para el Gobierno holandés, es "muy importante" que el rescate no supere los 10.000 millones de euros y que "Chipre ponga el resto sobre la mesa".

Fin del crédito

Al ser preguntado por la tasa del 20% que se impondrá a los grandes depositantes, Weekers ha admitido que "son grandes cantidades" pero ha destacado que "si los bancos quiebran no tendrán nada".

Si no se llega a un acuerdo de madrugada, el BCE "cerrará el grifo de liquidez" y "ello significará la bancarrota para varios bancos". "Sobre el escenario posterior, creo que nadie lo sabe", ha apuntado el político holandés.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad