La canciller alemana Angela Merkel en una rueda de prensa el 12 de octubre en Berlín. Foto: EFE/CB

La ultraderecha da el peor revés a los socios de Angela Merkel

stop

La Unión Social Cristiana, el partido aliado de Merkel, pierde la mayoría absoluta en Baviera, en beneficio de la ultraderecha

Alessandro Solís

Economía Digital

La canciller alemana Angela Merkel en una rueda de prensa el 12 de octubre en Berlín. Foto: EFE/CB

Barcelona, 14 de octubre de 2018 (20:29 CET)

Por segunda vez en más de 55 años, la Unión Social Cristiana (CSU) tendrá que gobernar en coalición, ante la previsible pérdida de la mayoría absoluta en las elecciones locales de Baviera. El partido aliado de Angela Merkel se alzará con la victoria, según las estimaciones a pie de urna, pero cederá espacio a la ultraderecha en su propio feudo.

La CSU solo logró un 35,5% de los votos en las elecciones regionales, mientras que el partido de derecha extrema Alernativa para Alemania (AfD) se abrió paso y consiguió un 11% de los sufragios, de acuerdo con las mismas estimaciones de la cadena ADR y la agencia DPA, recogidas por Europa Press.

Estos resultados suponen un revés político serio para el líder nacional de la CSU y ministro del Interior, Horst Seehofer. AfD logra representación en el Parlamento bávaro y en todos los parlamentos estatales menos el de Hesse, donde se espera que consiga hacerse con un espacio tras las elecciones que tendrán lugar dentro de dos semanas.

"No es un día fácil para el partido", comentó el primer ministro de Baviera y líder regional de la CSU, Markus Soeder. "No hemos conseguido un buen resultado y aceptamos lo ocurrido con humildad", agregó.

La ultraderecha prospera en Alemania

La creciente influencia de la ultraderecha alemana es causante de una impresionante transformación social en el país, que en los últimos meses ha presenciado cómo AfD se beneficia del sentimiento anti inmigración en todas las regiones de su territorio.

Tan solo un día antes de las elecciones bávaras, 100.000 personas marcharon en Berlín contra la extrema derecha, sorprendiendo incluso a los organizaciones de la manifestación. No obstante, pocas horas después, Alternativa para Alemania cosechó una de sus victorias más temidas.

La formación es ahora el principal partido de la oposición a nivel federal, tras las elecciones de 2017, con una agenda anti inmigración que tuvo un efecto contagio en la CSU, que durante la campaña incluso endureció su retórica sobre este asunto con tal de no perder apoyos.

Los Verdes se convierten en la segunda fuerza política del estado, con un 18% de los votos. La asociación de votantes libres no afiliados Freie Wähler obtiene un 11,5% de los votos, mientras que el partido Socialdemócrata (SPD) se hace con el 10% y el Partido Democrático Libre (FPD) un 5%.

Hemeroteca

Internacionales
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad