La victoria de Tsipras muestra a Podemos el camino del centro político

stop

ELECCIONES EN GRECIA

Alexis Tsipras, rodeado de periodistas tras su victoria este domingo / EFE

en Barcelona, 20 de septiembre de 2015 (23:07 CET)

Las encuestas daban un resultado reñido entre Syriza y los conservadores de Nueva Democracia. Pero, como ocurrió un par de meses atrás, cuando fallaron el tiro en el referéndum sobre el tercer rescate, las preferencias de los griegos no han dejado lugar a la duda. La contundente victoria de Alexis Tsipras reafirma el liderazgo de un dirigente que, en los últimos meses, ha viajado desde la extrema izquierda al centro (o centro-izquierda) político.

Las imposiciones de Bruselas y los acreedores y la amenaza de una posible salida del euro y la Unión Europea llevaron al líder griego a aceptar, a cambio de un nuevo paquete de ayudas, unas reformas aún más duras que las rechazadas en la votación de Julio. Unas medidas, en definitiva, muy alejadas de los planteamientos iniciales de su partido, Syriza.

A pesar de ello, el apoyo recibido en las urnas (se trata de la tercera cita electoral que gana en 2015) manda un mensaje de cómo la moderación del mensaje puede llevar hasta el Gobierno a los partidos emergentes nacidos en el sur de Europa al calor de la crisis. 

¿El espejo de Podemos?

En las últimas semanas, Podemos, el partido español al que desde un inicio se emparentó con Syriza, se había ido alejando progresivamente de la figura de Tsipras y allegados. La escisión en el seno de la coalición griega y la aparente pérdida de popularidad de sus dirigentes, plantearon dudas sobre el futuro de este proyecto.

Pero la victoria y, sobre todo, la confirmación de que Syriza no es flor de un día (sino un partido que ya ha adquirido una enorme responsabilidad insitucional para los años venideros) abre un nuevo frente que sin duda influirá en las citas electorales que se avecinan en España próximamente.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad