Las asambleas de la CUP mantienen la indecisión de investir o no a Mas

stop

Los resultados de las asambleas que han finalizado muestran una paridad entre apoyos y rechazos. En Barcelona, el "no" gana con el 80% de los asambleístas

Los diputados de la CUP Antonio Baños y Anna Gabriel tras la asamblea. / EFE

Barcelona, 02 de enero de 2015 (17:23 CET)

La división persiste entre los militantes de la CUP: los primeros resultados de las asambleas territoriales reflejan la división de la agrupación independentista. Las posiciones de estas reuniones serán trasladadas mañana al Consejo Político del partido, que decidirá si apoya o no la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat.

Durante este sábado se están realizando trece asambleas territoriales, y tras horas y horas de debate, cada una emite su decisión. En Barcelona, según fuentes de la CUP reflejadas por Efe, el 80% ha votado por no investir a Mas. Un resultado previsible, porque en esta entidad territorial tiene una fuerte presencia la agrupación Endavant, contraria a apoyar al actual presidente catalán. Esta asamblea se ha realizado en el Centro Cívico Pere Quart, donde mañana se reuniría el Consejo Político de la CUP.

Gran paridad entre asambleístas

En las asambleas del Penedès y Camp de Tarragona, la fórmula de facilitar la investidura, que se traduciría en que dos diputados voten a favor y los otro ocho se abstengan, ha contado con un 60 % de votos negativos y un 40 % positivos.

En los cónclaves de Maresme, Nord-Oriental (comarcas de Girona), y Alt Ter los apoyos al sí y al no han quedado repartidos al 50 %, aunque la posición favorable a facilitar la investidura estaría ganando adeptos.

La asamblea de Ponent-Pirineos ha finalizado sin que haya un posicionamiento definido, ya que ha admitido que hasta la medianoche los militantes puedan emitir un voto telemático a través de Internet, según fuentes cuperas.

Expectativas por la reunión del Consejo Político

La posición que tomen estas asambleas territoriales será trasladada mañana a la reunión del Consejo Político de la CUP y del Grupo de Acción Parlamentaria (GAP), este último integrado por los diez diputados al Parlament, pero también por dos representantes de cada asamblea territorial y otro de cada una de las organizaciones aglutinadas en torno al paraguas de Crida Constituent.

La decisión que se tome mañana decidirá el futuro político de Artur Mas en particular y de Catalunya en general. En caso de no apoyar la investidura, y ante la negativa de Junts pel Sí de proponer otro candidato, quizás no quede otro camino que concurrir a elecciones. Ya la asamblea de la CUP pensaba emitir su decisión el domingo pasado, pero el insólito empate en 1.515 votos ha estirado la agonía de Mas una semana más.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad