Íñigo Errejón y Pablo Iglesias, en el Congreso de los Diputados

Las luchas internas hunden la valoración de Pablo Iglesias

stop

La gestión del jefe de Podemos recibe la peor puntuación de los cuatro líderes de los principales partidos entre sus propios votantes

Barcelona, 03 de abril de 2016 (12:52 CET)

Las luchas internas en Podemos están pasando factura a Pablo Iglesias. Su distanciamiento de Íñigo Errejón a cuenta de la destitución del hasta hace poco número tres del partido, Sergio Pascual, y las crisis en varias delegaciones territoriales del partido no han gustado a buena parte del electorado natural del partido violeta. Ni tampoco al resto de electores.

Según el último sondeo realizado por Metroscopia para el diario El País, una amplísima mayoría de españoles desaprueba la gestión de Iglesias en los últimos meses. Algo que también ocurre con el todavía presidente en funciones y líder del PP, Mariano Rajoy.  

Suspenso de sus votantes

El problema para Iglesias es que, a diferencia de lo que ocurre con Rajoy, menos de cuatro de cada diez votantes de Podemos el pasado 20-D está conforme con los últimos pasos dados por el joven político. Sólo un 37% de su electorado le otorga un aprobado, por el 65% de los votantes populares que avala la gestión del todavía jefe del ejecutivo.

Este castigo a Iglesias, como es de esperar, se agrava entre los simpatizantes del resto de formaciones. Nueve de cada diez electores del PP desaprueba su gestión, frente al 67% y 51% de los votantes de Ciudadanos y del PSOE, respectivamente.

En el cómputo global, un 38% de la población española mandaría a septiembre a Iglesias. O directamente lo descabalgaría del partido que todavía pretende convertirse en el aglutinador y referente de la izquierda en España.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad