Las primas a renovables se pagarán con más impuestos

stop

REFORMA ENERGÉTICA

Parque solar fotovoltáico

16 de noviembre de 2012 (14:49 CET)

Las primas a las renovables se sufragarán con parte de los impuestos a la generación eléctrica. El Partido Popular (PP) ha retirado su propuesta de que las primas a las energías renovables se carguen a los presupuestos. El Gobierno ha pactado una enmienda con el Partido Socialista (PSOE) y Unión del Pueblo Navarro (UPN) para explicitar en la reforma energética que los nuevos impuestos se destinarán a sufragar los costes del sistema eléctrico y el déficit de tarifa.

El texto acordado entre las tres fuerzas políticas --y que ha sido apoyado por unanimidad-- precisa que los presupuestos destinarán anualmente a financiar los costes del sistema eléctrico un importe "equivalente a la estimación de la recaudación anual del Estado derivada de los tributos y cánones incluidos" en la Ley de Medidas Fiscales para la Sostenibilidad Energética.

Fuentes del sector energético aseguran que este paso atrás del Gobierno se ha producido porque desde la Unión Europea (UE) se podría ver como una ayuda pública e iría en contra de la normativa europea.

Las renovables, satisfechas

Con esta medida, el Gobierno evita que la partida de las primas a renovables compute como déficit del Estado, como tenía previsto al principio. A partir de ahora, las primas a las renovables ya no se tendrán que decidir anualmente en el Congreso, si no que serán directamente financiadas a través de los nuevos impuestos a las eléctricas.

Esta medida es aplaudida por el sector de las renovables que ve cómo el reparto de costes “es más justo”. “Con esta enmienda se mantendrá la seguridad jurídica del cobro de las primas”, aseguran fuentes del sector.

Las eléctricas, perplejas

Sin embargo, las grandes compañías eléctricas no ven con buenos ojos esta medida. Las empresas tendrán que seguir financiando el sobrecoste del sistema, pero ahora vía impuestos. “Las compañías esperábamos que el déficit de tarifa se pagase a través de los presupuestos y que no fuéramos nosotros los que lo adelantáramos como hemos estado haciendo hasta ahora”, aseguran fuentes de una gran compañía. “Lo que realmente importa es que nos devuelvan lo que se está financiando”.

Estas mismas fuentes aseguran que lo que ha hecho el Gobierno es “un guiño” a la industria de renovables.

El consumidor pagará los platos

A pesar de todo esto, el que finalmente pagará los platos rotos del déficit de tarifa será el consumidor final. Los nuevos impuestos conllevan “fuertes subidas de la luz” en las próximas revisiones, aseguran fuentes del sector. Con ello, las eléctricas también se verán beneficiadas de algún modo, al igual que con la posible salida de 16 millones de consumidores de la tarifa regulada y que irían a parar al mercado liberalizado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad