Liberia vence al ébola

stop

La OMS declara al país libre del virus que mató a más de 4.500 personas

Desinfección de uno de los sanitarios que lucharon en Liberia contra el ébola

en Barcelona, 09 de mayo de 2015 (13:36 CET)

La Organización Mundial de la Salud ha declarado a Liberia país libre de ébola tras transcurrir 42 horas desde que la última persona infectada murió sin que se hayan detectado nuevos casos. La declaración tiene una fuerza simbólica incuestionable. Liberia fue el país más afectado por el virus en cuanto a víctimas mortales. Más de 10.300 personas resultaron infectadas, 4.608 murieron.

La epidemia que comenzó en diciembre de 2013 y que puso en estado de alerta al mundo todavía sigue viva en Guinea y Sierra Leona, aunque el número de afectados ha descendido drásticamente. La ONU ha instado a no cantar victoria y continuar vigilantes. En el mismo sentido se ha pronunciado Médicos Sin Fronteras, que advierte que todavía existe riesgo de contagio en el país, fronterizo con otros territorios afectados.

No caer en la complacencia

Si Liberia consigue, como parece, deshacerse del mortal virus, dejará atrás un año de terror, marcado por la falta de equipo para combatir la enfermedad, la cuarentena de los barrios, el cierre de fronteras y la ayuda internacional, que llegó con retraso.

La última persona fallecida a consecuencia del ébola, informa El Pais, fue Ruth Tugbah, una vendedora de frutas de 44 años. Contrajo el virus a mediados de marzo por tener relaciones sexuales con un superviviente. El virus es capaz de sobrevivir activo en el semen de un varón ya curado durante meses. Las instituciones, las ONG, los Gobiernos, todos llaman a ser prudentes y no caer en la complacencia, ahora que, tras la tragedia, el virus parece vencido. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad