Los asesores de Mas aseguran que una Catalunya independiente seguiría en la UE

stop

SOBERANISMO

Francesc Homs y Carles Viver Pi-Sunyer. EP

14 de abril de 2014 (14:01 CET)

Si Catalunya logra una eventual independencia, hallaría la forma de entrar en la Unión Europea tarde o temprano. Salvo que España lo impidiese. Ese es el principal miedo que tiene el Consell Assessor de la Transición Nacional, según ha desvelado este lunes el presidente del organismo, Carles Viver Pi-Sunyer.

El responsable de asesorar al president Artur Mas en el camino hacia la independencia asegura que dificilmente la Unión Europea dejaría fuera a Catalunya por propia voluntad. “Lo más probable es que apliquen el pragmatismo en el caso catalán”, ha aseverado en un acto donde se presentaba un informe sobre el futuro catalán en la UE si se logra romper con España.

Escenarios

Existen varias posibilidades en caso de secesión. La primera pasa por una adhesión inmediata. La segunda una un poco más lenta pero sin perder conexión con las normas europeas que rigen los Estados miembro. Las otras dos opciones son menos positivas: que Catalunya deba seguir el curso normal que haría cualquiera estado que quiere ingresar en la UE o, incluso, la exclusión total.

Viver Pi-Sunyer cree que lo normal sería la primera opción. Sólo descarta esa posibilidad si España mueve los hilos de la diplomacia. “Podría convencer a algunos países pero la fuerza de ese veto puede ser que no sea tanta”, ha asegurado. Sobre todo porque, en su opinión, dejar fuera a Catalunya va en contra de los principios de los 28: “La Unión Europea es sinónimo de integración”.

El Govern cree a pies juntillas a sus asesores. El conseller de Presidencia, Francesc Homs, que se encontraba en el mismo acto, ha aseverado que el trabajo del CATN demuestra que Catalunya ni “divagaría por el espacio ni sería la isla de Robinson Crusoe”, en alusión a las declaraciones que han realizado miembros del Gobierno español.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad