Los controladores se niegan a declarar ante la Audiencia de Madrid

stop

Acusados de un delicto de sedición, los doce citados este lunes han dicho que su caso lo ha de valorar la justícia militar

09 de diciembre de 2010 (12:57 CET)

La Audicencia Provincial de Madrid debía empezar este jueves recogiendo la decalración de doce controladores de esta comunidad acusados de un delito de sedición por abandonar su lugar de trabajo. El fiscal jefe de esta plaza, Eduardo Esteban, ha explicado en una multitudináraia rueda de prensa que los controladores se han acogido a su derecho a no declarar justificando que su caso se debe valorar en el marco de la jurisdicción militar con motivo del Estado de Alarma decretado el pasado sábado.

El fiscal también ha dejado claro que si los acusados siguen la misma línea de les dejará de llamar “para evitar dilaciones” y se pedirá que se traslade la denuncia a un juzgado ordinario. “La Fiscalía seguirá investigando a través de la policía para saber qué pasó el tres y el cuatro de diciembre”, ha sentenciado Esteban. Con todo, se ha mostrado contrario a que esto se investigue por la justícia militar puesto que los hechos tuvieron lugar antes que el Gobierno decretara la militarización de las torres de control por el caos aéreo.

Esteban ha especificado que son 175 los controladores que se ausentaron de sus puestos de trabajo en Madrid. Los primeros que la Audiencia ha llamado son los que saben que estaban reunidos en un hotel de Torrejón de Ardoz en el momento de los incidentes, donde fueron increpados por un grupo de passajeros afectados por la huelga encubierta que realizaron.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad