Los diez personajes que marcarán 2017

stop

De Donald Trump a Theresa May, pasando por el inmigrante africano y el terrorista de ISIS

Donald Trump en un acto de campaña en Reno, Nevada.

Bruselas, 26 de diciembre de 2016 (12:31 CET)

En pocos días entraremos en un 2017 que será un año de retos. Europa ve venir una ola de nacionalismo, con el frente abierto del Brexit y el reto pendiente de la inmigración. Además, otro nombre propio aflorará, el de Donald Trump. Estos son los diez personajes que marcarán el próximo año en Europa:    

Donald Trump  

Su victoria conmocionó a unos europeos que ya se habían quedado perplejos con el Brexit, inspirando por doquier a los euroescépticos antisistema. Cuando pise la Casa Blanca el próximo 20 de enero, sus políticas reflejarán, en mayor o menor medida, las promesas de su campaña electoral, que podrían tener grandes efectos en Europa.  

Un atracón presupuestario en Estados Unidos podría dar un empujón a los negocios en una Unión Europea, pero una postura comercial más proteccionista podría provocar el efecto contrario. La difusa visión de Trump para financiar la OTAN y su petición de mejorar los lazos con Rusia hacen que la UE mire hacia sus propias opciones de defensa.  

Jaroslaw Kaczynski 

Desafiando a Bruselas al limitar el Tribunal Constitucional de Polonia, el Gobierno conservador polaco está poniendo a prueba los poderes de la UE para imponer su voluntad y está ampliando la división entre este y oeste.  

La UE ha dado a Varsovia hasta finales de febrero para cambiar el tono. Pero Kaczynski cuenta con aliados como el húngaro Viktor Orban para vetar las sanciones. Además, los diplomáticos británicos están dispuestos a aprovechar la división este-oeste en las negociaciones del Brexit.  

Geert Wilders  

Los votantes holandeses podrían marcar el ritmo del año electoral en Europa si se confirman las encuestas que apuntan a que el Partido de la Libertad, euroescéptico y contrario al islam, será el de mayor representación parlamentaria.  

Una coalición de varios partidos políticos pondrá complicado que gobierne, pero su victoria podría favorecer el voto para la extrema derecha en los posteriores comicios de Francia y Alemania.  

Theresa May  

"Brexit significa Brexit". La primera ministra británica tendrá que ampliar este lema cuando el 31 de marzo envíe una carta a Bruselas para iniciar la cuenta atrás de un divorcio que durará dos años.  

Manteniendo la cara de póquer, May debe unificar su gobierno y un país tan dividido que algunas partes amenazan con marcharse, para luego pelear con la UE. Al otro lado, los europeos temen que cada palmo que cedan suponga una nueva estocada a una Unión en la que muchos estarían tentados de igualar cualquier buen acuerdo que se le diera a Londres.  

Marine Le Pen  

Sería la gran protagonista de 2017 si la líder del antieuropeo Frente Nacional se convierte en presidenta de los franceses el 7 de mayo. La profusión de candidatos hace pensar en una victoria en primera ronda el 23 de abril, pero muchos dudan de que pueda lograr la mayoría que no pudo conseguir su padre en 2002.  

Después del Brexit y Trump, nadie confía en los sondeos, aunque la política de 48 años se ha ganado a millones de personas que nunca votaron por el manifiesto racismo y antisemitismo de su padre. Dependerá mucho de a quién se enfrente en segunda ronda. Si alcanza el poder en la nación que inventó la UE, podría significar el fin de la Unión, al menos tal y como la conocemos hoy día.   

Vladimir Putin  

El líder del Kremlin está jugando una partida táctica muy difícil de interpretar para restablecer la influencia de Moscú en el mundo. Puede hacer amigos, o causar problemas, con sus vecinos occidentales de muchas formas, desde controlar el gas a apoyar a sus oponentes. Desde que Rusia se anexionó Crimea en 2014, no hay muchos en la UE que hagan apuestas sobre el próximo movimiento de Putin.  

Antes del 31 de julio, los líderes de la UE tienen que renovar o retirar las sanciones impuestas a Rusia y que desagradan a algunos estados miembros. Si Trump rompe filas suavizando las sanciones estadounidenses, la UE tendrá que esforzarse para evitar que uno o varios de sus miembros bloqueen la renovación.  

Sergio Matarella  

El presidente italiano, un reservado abogado siciliano de 75 años que entró en política cuando la Mafia asesinó a su hermano, se encuentra en el ojo del huracán. Tiene que persuadir a partidos discordantes para que gobiernen mientras se posicionan para unas elecciones que aún no tienen fecha, con reglas que aún pueden cambiar.  

Los socios de Italia en la eurozona vigilan con inquietud al endeudado estado y su atribulado sector bancario. A diferencia de Grecia o Portugal, Italia es demasiado grande para caer y también para ser rescatada.
 
Angela Merkel
 
Mientras camina hacia una cuarta legislatura al Parlamento alemán en septiembre, la líder de los líderes europeos está amenazada por la ira y el miedo desde que permitió entrar a más de un millón de refugiados. Los euroescépticos de extrema derecha podrían conseguir sus primeros escaños, complicando las negociaciones de coalición.  

Esta física de 62 años nacida en la Alemania Oriental es una garantía de la duradera vinculación del país con la UE, clave para la estabilidad en Europa después de los estragos provocados por Berlín el siglo pasado. ¿Pero puede la canciller hacer milagros si sus vecinos comienzan a desmoronarse?  

El inmigrante africano  

Muchos jóvenes africanos occidentales esperan llegar por mar a España o Italia cuando amainen las tormentas del invierno.  

Armando con fuerza su gobierno vía presupuestos, reforzando la vigilancia de las aguas libias y preparando expulsiones en masa, la UE quiere emular las tácticas que funcionaron para contener a los sirios en Grecia. ¿Para qué desafiar al Sáhara y al mar para terminar detenido y enviado de vuelta a casa?
 
El terrorista impredecible  

El Estado Islámico, bajo presión en Siria e Irak, ha disparado su ira y empuja a muchos jóvenes a actuar con cualquier medio a su disposición, como se ha visto recientemente en Berlín.  

Este joven terrorista puede representar todas las incógnitas, lo impredecible y lo que no tiene precedente, que podría como poco provocar fugaces sacudidas en la opinión pública y arruinar alguno de los planes y prioridades de Europa para el año que viene.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad