Los diputados catalanes que incumplen la ley de transparencia

stop

Ley de Transparencia

La vicepresidenta de la Generalit, Joana Ortega, dando datos de participación del 9N / EFE

06 de julio de 2015 (18:08 CET)

El pasado 1 de julio entró en vigor la ley catalana de transparencia. La normativa obliga a los diputados del Parlament a hacer públicos sus bienes. La mayoría de ellos presentó el mismo día la declaración en la que detallaban cuántos pisos tienen, qué hipotecas deben o qué saldos registran sus cuentas bancarias. No obstante, no todos han cumplido con esta obligación.

Seis diputados, entre ellos el recién nombrado conseller de Agricultura, Jordi Ciraneta, y dos ex consellers, Marina Geli, ocupó la cartera de Sanitat en la etapa del tripartito, y Salvador Milà, responsable de Medi Ambient durante el Govern de Pasqual Maragall, aún no han presentado sus declaraciones.

Tampoco lo han hecho el portavoz del PP, Enric Millo, ni los diputados Jordi Roca (PP) y Jordi Solé (ERC), según se desprende del contenido colgado en el portal de transparencia a media tarde del lunes. Estos parlamentarios pueden cumplir con su deber a lo largo de los próximos días o semanas.

Ortega tiene ahorrado lo mismo que Arrufat

De Hecho, el día en que entró en vigor la ley de transparencia, la ex vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, no cumplió con su obligación, pese a que fue el Govern del que formó parte el impulsor de la normativa. Ortega ya ha subsanado el olvido y ha declarado que posee la mitad de un piso, que compró en 1994 y que está valorado en 165.000 euros.

En todos estos años no ha logrado amortizarlo, ya que aún tiene pendiente pagar una hipoteca de 118.000. La ex vicepresidenta dispone de 1.800 euros en su cuenta corriente, lo que la hace un poco más rica que el más pobre de los diputados, Quim Arrufat, de la CUP, que no posee pisos ni otros bienes y sólo presenta 1.036,22 euros en ahorros.

El fantasma de la corrupción

Pese a la puesta en marcha de la ley, que pretende alejar de la Cámara autonómica el fantasma de la corrupción, el Parlament no puede obligar a sus integrantes a que cumplan con las disposiciones. Lo único que puede hacer es publicar los sueldos de los diputados, como ya ha hecho. Antes de la ley de transparencia, los diputados estaban obligados a presentar un listado de sus bienes.

Los entregaban a la presidencia de la Cámara cuando firmaban el acta. El documento se guardaba en una caja fuerte. Al dejar sus funciones, se elaboraba otra lista de bienes y se comparaba con la anterior, para comprobar si había un enriquecimiento desmesurado o injustificado. El resultado no se hacía público.

Más diputados que no cumplen la ley

Con la nueva ley, los diputados han expuesto su patrimonio; esta vez sí, la declaración es pública. Se ha colgado en la web del Parlament. Pero no están todos. Completan la lista de los diputados que no han hecho los deberes Jordi Solé, de ERC y alcalde de Calders de Montbui desde 2007; y el diputado de la bancada popular Jordi Roca.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad