Los expertos de Mas ya analizan el reparto de la deuda entre Catalunya y España

stop

DERECHO A DECIDIR

Francesc Homs, y Carles Viver Pi-Sunyer./EFE/Toni Garriga

17 de mayo de 2013 (00:14 CET)

El Govern de Arur Mas sigue los pasos que se marcó, tras las elecciones autonómicas del 25N, a pesar de que CiU perdiera 12 diputados.

La apuesta por la consulta soberanista sigue en pie, de momento. Por lo menos, la escenografía se mantiene. Y los hechos la avalan. El Consejo Asesor para la Transición Nacional que creó el Ejecutivo del President Mas ha encargado a todos sus miembros hasta 19 informes sobre los primeros pasos que debería dar el nuevo estado independiente de Catalunya.

Es decir, prepara el terreno antes de convocar la consulta, cuando se supone, y esa es la crítica que formula la oposición, que debería ser al revés, a la espera de lo que pudieran decidir los ciudadanos catalanes.

Nuevo estado

Nadie se esconde, en todo caso. El presidente del consejo asesor, el ex magistrado del Tribunal Constitucional, Carles Viver Pi-Sunyer, dejó claro este jueves cuál es el propósito: “17 de los 19 informes que entregaremos en esta primera fase del consejo irán sobre los problemas que se puede encontrar un nuevo estado independiente en sus primeros meses”.

¿Y cuáles son? Uno que se considera fundamental es “el reparto de activos y pasivos entre el estado español y la Generalitat”, tal y como se fija en el documento de trabajo.

Los encargados de llevarlo a cabo, junto con todos los relacionados con aspectos estrictamente económicos, son los economistas y académicos Núria Bosch y Germà Bel.

Los dos, curiosamente, miembros del consejo asesor, son dos personas relacionadas con el socialismo catalán. Bosch ha sido una estrecha colaboradora, desde la Universidad de Barcelona, del ex conseller de Economia, Antoni Castells, y el propio Bel fue diputado del PSC en el Congreso.

Activos y pasivos

Bosch admite el objetivo. “Analizaremos activos y pasivos, las infraestructuras, el fondo de reserva de la Seguridad Social, los activos de las empresas públicas y veremos qué criterios se acaban eligiendo”.

Es decir, ¿qué pasa con la deuda pública del conjunto de España, y con la de Catalunya? España cerró el año 2012 con 921.343 millones de euros de deuda, el 90,69% del PIB. Catalunya ha alcanzado los 50.000 millones de euros de deuda, el 25,9% de su PIB.

¿Se utilizará el criterio de la población catalana sobre el conjunto de la española? ¿El peso del PIB, un 19% del conjunto español? Bosch admite que todo eso es, precisamente, lo que se deberá discutir.

Pero lo que prueba es que el Govern de Artur Mas sigue adelante. Entre los informes encargados, figuran cuestiones como las relaciones futuras con el estado español; la seguridad social catalana; abastecimiento de la energia y de los recursos hidráulicos; las telecomunicaciones; la seguridad interna e internacional, es decir un ejército; la hacienda propia....

Todo en 2014

Antes de marzo de 2014, el año previsto para la consulta, todos esos informes deberán estar acabados. Así se comprometieron este jueves el conseller de la Presidència, Francesc Homs, y el presidente del consejo asesor en la presentación de los encargos de los informes.

Esa voluntad de Mas y Homs de seguir adelante, de iniciar los pasos de un estado independiente antes de realizar la propia consulta, ha llevado al PSC a decantarse hacia las posiciones del PP y de Ciutadans. El primer secretario del PSC, Pere Navarro, reclamó, este mismo jueves “la disolución del consejo asesor”.

Según Navarro, “se trata de un organismo en el que todos sus miembros son partidarios de la independencia, y, por tanto, es poco respectuoso” con las opciones que defienden otros partidos, a pesar de que, precisamente, Bosch y Bel han sido considerados siempre como cercanos a la familia socialista.

El PSC, con la reforma constitucional

Esa familia, minoritaria ahora, se concentró este jueves en otro lugar. La Fundació Rafael Campalans, vinculada al PSC, presentó el documento base sobre la propuesta constitucional en sentido federal que defiende el partido para mejorar el encaje de Catalunya en España.

El PSC, sin embargo, asume la realidad. “Si no hay acuerdo entre el PSC y el PSOE, el modelo federal tendrá problemas de viabilidad”, aseguró Francesc Vallés, coordinador de los diputados del PSC, dentro del grupo del PSOE, en el Congreso.

“Es una propuesta para la cohesión, para la unión y en contra de la división y la secesión. La unión es mejor que la separación”, aseguró Jaume Collboni, portavoz del PSC, que ha participado en la redacción del documento junto con Miquel Iceta, presidente de la Campalans; el propio Vallés y Carme Chacón, entre otros.

Sí, Carme Chacón. Esa propuesta, sin embargo, no es estrictamente del PSC, que la deberá debatir.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad