Los funcionarios de Carmena trabajarán una hora menos al día este verano

stop

CONVENIO LABORAL

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

Madrid , 02 de julio de 2015 (01:24 CET)

Los trabajadores del Ayuntamiento de Madrid han obtenido su primer logro laboral. Los 27.000 empleados públicos del gobierno municipal disfrutarán a partir de este jueves de un horario reducido hasta septiembre.

El gobierno de Manuela Carmena y los cinco sindicatos con derecho de negociación (CGT, CSIF, CITAM-UPM, UGT y CCOO) han pactado una jornada diaria con una hora menos de trabajo durante julio, agosto y la primera quincena de septiembre. El acuerdo --salvo sorpresa mayúscula-- se ratificará este jueves en la Junta de Gobierno Local, según han explicado los representantes de los trabajadores.

Puntualidad para compensar

El horario laboral del Ayuntamiento de Madrid es de 37,5 horas, el mismo que el resto de las administraciones del Estado. Debido a que los empleados públicos no pueden reducir ese número de horas, el acuerdo entre el equipo de la alcaldesa Manuela Carmena y los trabajadores consiste en eliminar los permisos para llegar 10 minutos tarde cada día. De esta forma, con el compromiso de estricta puntualidad, consideran que se compensa las hora diaria suprimida en verano, según han explicado los sindicatos.

"Es un mecanismo para que los padres puedan conciliar su vida laboral con la vida familiar. La supresión del margen de los 10 minutos que se le condecía a los empleados compensa el nuevo horario con una hora menos", ha explicado a este diario Ignacio Herrero, secretario general del sector local de UGT.

El acuerdo ha sido aprobado por todos los sindicatos con representación en la mesa de trabajo. De la negociación han sido excluidos los sindicatos minoritarios. Somos Sindicalistas, el segundo grupo de la Agencia Tributaria del Ayuntameinto de Madrid, se ha quejado de la exclusión de las agrupaciones pequeñas.

Traspaso de plantilla

El acuerdo laboral, provisional hasta septiembre, también ha pactado el trasvase de trabajadores a áreas críticas y con necesidad de personal. Una treintena de conductores de cargos políticos han pasado a los coches de incidencias a la espera de que se decida su futuro en septiembre. Los chóferes han aceptado un plan de formación para ser ubicados en otras áreas del Ayuntamiento, debido a que los concejales de Ahora Madrid se niegan a tener a su disposición un coche oficial.

La plantilla de los entes autónomos como Informática del Ayuntamiento Madrid pasará a manos del Ayuntamiento con el propósito de mejorar las condiciones laborales de los trabajadores.

El gobierno local y los sindicatos tendrán que negociar después de verano el nuevo convenio para los próximos cuatro años. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad