Los incendios de Asturias aún queman a pesar de la lluvia

Siguen los incendios en Asturias / EFE - José Luis Cereijido

Madrid, 20 de diciembre de 2015 (12:58 CET)

Más de un centenar de incendios continuaban activos el domingo por la mañana en el norte de España, un episodio inusual en invierno, aunque su intensidad disminuyó tras el intenso trabajo de extinción desarrollado durante la noche y por la lluvia caída en algunas zonas.

Un helicóptero del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) sobrevolaba a primera hora de la mañana las zonas más afectadas. No pudo hacerlo durante la noche debido a "fuertes rachas de viento que superaron los 100 kilómetros por hora", explica Andrea García Merás, responsable de prensa del SEPA.

Los focos originados desde la mañana del sábado se reparten por gran parte de la geografía de Asturias, donde hubo que desalojar varias viviendas. El gobierno asturiano teme que algunos incendios hayan sido provocados en una época extraña para los incendios debido a las bajas temperaturas registradas y la lluvias. El espacio afectado es una de las zonas más boscosas del norte de España.

Más de 300 bomberos

Asturias mantiene activado desde el sábado un plan de incendios y en las labores de extinción participan 230 efectivos del SEPA, 96 miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME), además de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, agentes del medio natural del Principado de Asturias y agrupaciones de voluntarios de protección civil.

Otros incendios se registraron en Cantabria, en el municipio orensano de Carballeda de Valdeorras donde ardieron 150 hectáreas, y en el monte Igeldo, en San Sebastián, que también se vio sorprendido por otro devastador incendio.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad