Los independentistas ponen a La Caixa entre los objetivos del 11S

stop

La monja Forcades y Arcadi Oliveres se coordinan con l’Assemblea Nacional para dejar en evidencia a Fainé, al que culpan de la crisis

Cartel de la protesta organizada contra La Caixa el 11S

04 de agosto de 2013 (20:34 CET)

Como dicen los estudios, son pocos pero ruidosos. Las redes bullen con el nuevo llamamiento de los sectores simpatizantes de los planes de independencia en Catalunya. Se trata de señalar, el próximo 11 de septiembre, a La Caixa como culpable de la crisis económica. Así que el programa de actividades independentista incluirá una protesta activa en la sede del banco que preside Isidro Fainé.

Todo parte de Twitter, pero ha logrado padrinos políticos que han adoptado la idea y magnificado el poder de convocatoria. La monja Teresa Forcades, icono de los movimientos alternativos desde el trance de la gripe A, y Arcadi Oliveres se han coordinado con l’Assemblea Nacional Catalana (ANC) en la intentona de dejar en evidencia a Fainé.

Rodearán la sede de La Caixa

El acto consistirá en rodear la sede del banco catalán con un lazo humano. La iniciativa será una extensión de la cadena humana que organiza la ANC para pedir la independencia de Catalunya y que pasará por la avenida de Madrid, al lado del grupo bancario. Forcades y Oliveres vieron la oportunidad de matar dos pájaros de un tiro.

Por un lado, ponían en valor su formación política, Procés Constituent, al organizar actividades complementarias a las impulsadas por la ANC; por el otro, se hacían eco de las demandas que emanan desde algunos sectores de las redes sociales. Al recoger el balón lanzado desde Twitter, han ganado visibilidad en el entorno 2.0.

Web específica para la protesta


La acción contra La Caixa requerirá la participación de 2.500 personas. Para reclutarlas, Procés Constituent ha desarrollado una página web específica. Forcades ha confirmado al diario Vilaweb que “cuatro miembros de la ANC participaron en la organización [de la protesta contra Fainé] al ofrecerles la posibilidad de hacer una acción propia”.

De esta manera, quieren “dar sentido social a la fiesta”, porque La Caixa “es el principal representante catalán del sistema que nos ha llevado a la crisis”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad