Los Mossos barajan dos hipótesis sobre los coches quemados en Barcelona

stop

Atribuyen los hechos a un acto de vandalismo o a una vendetta personal contra un vehículo que prendió al resto

Una imagen del momento en que se quemaron los vehículos en Gràcia. / L'Independent de Gràcia

Barcelona, 26 de enero de 2016 (16:58 CET)

Unos desconocidos calcinaron una veintena de vehículos la madrugada del lunes al martes en las inmediaciones del Parque Güell. Otros veinte coches quedaron muy maltrechos por culpa del fuego, que también afectó a los muros exteriores y a una puerta del parque y a un transformador de Endesa.

Los Mossos han abierto una investigación sobre este extraño suceso y ya barajan dos hipótesis sobre por qué sucedieron los hechos. Según han explicado fuentes de la Policía catalana a Economía Digital el suceso pudo producirse por "puro vandalismo".

No obstante, los encargados de la investigación no descartan que la quema de vehículos tenga que ver con una venganza personal. Sospechan que alguien pudo prender fuego a uno de los coches a modo de vendetta y que se produjo un contacto con el resto de vehículos, que quedaron calcinados como consecuencia del efecto dominó.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad