Centenares de personas continúan bloqueando este miércoles la autopista AP 7, a la altura de Girona, en un corte que ha bloqueado más de 500 vehículos. EFE

Los Mossos desalojan la AP-7 entre barricadas con fuego

stop

La policía autonómica catalana ha despejado el bloqueo de la AP-7 después de que Tsunami Democràtic anunciara el cese de las acciones de protesta

Daniel Domínguez

Centenares de personas continúan bloqueando este miércoles la autopista AP 7, a la altura de Girona, en un corte que ha bloqueado más de 500 vehículos. EFE

Madrid, 13 de noviembre de 2019 (10:53 CET)

Los Mossos d'Esquadra han comenzado el desalojo de los manifestantes que desde la tarde del martes bloquean la AP-7 a la altura de Sant Gregori (Girona). Después de que la plataforma convocante de la concentración, Tsunami Democràtic, anunciara el cese de las acciones de protesta, unos 500 vehículos han permanecido toda la madrugada bloqueando uno de los principales accesos a la frontera con Francia y, por ende, con Europa.

A su llegada, los agentes de la policía autonómica catalana se han encontrado con barricadas prendidas con fuego para dificultar el desalojo de la autopista, la principal conexión con la zona comunitaria junto con la N-II, que también fue bloqueada durante la jornada del martes. Precisamente, Tsunami Democràtic anunció al filo del mediodía que extendería la protesta -y finalmente lo consiguió- a los accesos en el paso de Hendaya, en el País Vasco. 

Por el momento, no se han producido las cargas que sí efectuaron los agentes de la Gendarmería francesa. De hecho, en el segundo día de protestas, el balance de detenidos se saldó con 18 personas, por parte de la policía francesa frente una única detención de los Mossos. 

Durante la noche, el Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM) atenidó a ocho personas en La Jonquera, de las cuáles cinco fueron trasladados a centros médicos del propio municipio y de la capital provincial, Girona. No obstante, el SEM informó que ninguna de esas personas ingresó en estado grave. 

Balas de foam en Salt

Al término del desalojo, sobre las 10.30 horas de este miércoles, varios grupos de manifestantes han trasladado el bloqueo al municipio de Salt, a unos pocos kilómetros, empujados por el operativo dispuesto por los Mossos. Durante el desalojo se han arrojado piedras y otros objetos a los agentes de la policía autonómica catalana, que han respondido disparando balas foam, los proyectiles que usa el cuerpo desde la prohibición de las pelotas de goma en 2013. 

Sobre las 11.00 horas, los manifestantes han abandonado también el municipio de Salt, donde los Mossos han mantenido el operativo hasta que se restablezaca el tráfico habitual después de que solo hayan podido despejar uno de los carriles de la autopista. Está previsto también desplegar un protocolo de limpieza para retirar los árboles, el material de construcción y otros objetos que formaban las barricadas. 

Los CDR llaman a la "independencia o barbarie"

Los Comités de Defensa de la República (CDR) realizaron cortes desde la tarde del martes en los principales accesos a Barcelona. Este miércoles, las organizaciones independentistas han anunciado "un nuevo ciclo de acciones para romper con la normalidad" bajo el lema "independencia o barbarie". 

En el comunicado difundido a través de las redes sociales, los CDR se congratulan por las "pérdidas económicas" que han generado los bloqueos en Cataluña y el País Vasco, y aseguran que esa será "la situación" hasta que se cumplan sus cinco reivindicaciones: amnistía para los presos -tanto los líderes independentistas condenados por el Tribunal Supremo como para los CDR acusados de terrorismo-; la derogación de la 'ley Mordaza'; el cese del conseller de Interior; Miquel Buch y la disolución de la unidad BRIMO de los Mossos; la retirada de los agentes de Policía Nacional y Guardia Civil desplegados por el Ministerio de Interior y hacer efectiva la independencia catalana. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad