Varios miembros de Arran, organización vinculada a la CUP, en el Moll Vell de Palma de Mallorca. Archivo

Los Mossos iban a quemar los informes de su espionaje a la CUP

stop

Entre los informes incautados por la Policía Nacional antes de que los Mossos los quemaran hay varios dosieres sobre la CUP y Arrán

Economía Digital

Varios miembros de Arran, organización vinculada a la CUP, en el Moll Vell de Palma de Mallorca. Archivo

Barcelona, 10 de marzo de 2018 (14:46 CET)

Los Mossos d'Esquadra espiaron a la CUP y a su organización juvenil Arrán, según demuestran los informes incautados por la Policía Nacional​ antes de que los agentes autonómicos intentaran incinerarlos. "Stella" es el nombre que le pusieron los Mossos al proyecto con el que vigilaron a Arrán, el cual contó con varias fases y acumuló informes de distintos años.

Sobre la CUP rescataron varios dosieres de los Mossos que incluían, entre otros documentos, el consejo político extraordinario de la agrupación celebrado el 8 de febrero de 2014, el manifiesto "Los pueblos deciden" (de la candidatura al Parlamento Europeo) y la hoja de ruta del partido para las elecciones de 2015.

Uno de los informes acerca de la CUP se refiere a Josep Vilalta Vives, un militante de la formación anticapitalista y además trabajador del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) que, según los Mossos, pasó información a la CUP sobre indagaciones del Cesitat.

El informe explica que Vilalta "facilitó datos de carácter confidencial" a Xavier Vázquez Lacasa, miembro de las CUP de Sants y de Endavant OSAN.

"Entre ayer y hoy, los que conforman el área de seguridad en mi empresa, que están coordinados con el CESICAT, nos están haciendo muchas preguntas sobre las radios libres en Barcelona", explicó Vilalta a personas de la CUP el 13 de noviembre de 2012.

Los Mossos tenían más de 80 informes sobre grupos anarquistas, ocupas y antisistema

"No les estamos dando datos por que no están siguiendo los procedimientos oficiales y parecen nerviosos y con prisa. (...) Todo es bastante sospechoso. Bien, para que estéis alerta. Te pido discreción, no se qué pasaría si se enterasen de que estoy explicando esto a terceras personas", manifestó Vilalta en su mensaje archivado en los dosieres de los Mossos.

El informe de los Mossos relata cómo se transmitieron esta y otras informaciones de índole privado entre personas vinculadas a los movimientos antisistema de Barcelona.

Entre la documentación también destacan más de 80 informes sobre grupos anarquistas y antisistema y el movimiento ocupa, entre ellos muchos acerca de los Grupos Anarquistas Coordinados (GAC), en cuenta sus ateneos y domicilios, sus actividades delictivas y las listas de sus miembros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad