Los partidos nacionalistas se niegan a vetar las preferentes de las cooperativas

stop

PNV y EH Bildu avalan el sistema de financiación de Eroski a través de subordinadas

Afectados por las 'preferentes' de Eroski

16 de agosto de 2013 (19:52 CET)

Los grandes partidos nacionalistas del País Vasco, PNV y EH Bildu, se han negado a vetar las preferentes de las cooperativas, un sistema de captación de fondos que ha atrapado los ahorros de 40.000 familias del País Vasco y de otras comunidades autónomas.

La asociación Kaltetuak, que agrupa a un millar de afectados por las llamadas preferentes de Eroski y Fagor ha solicitado al Parlamento Vasco la anulación de las modificaciones de la ley de Cooperativas que aprobó el gobierno de Juan José Ibarretxe (PNV). Los afectados aseguran que fueron engañados con estos productos financieros comercializados por la banca, especialmente por Caja Laboral, perteneciente, al igual que Eroski, al grupo de cooperativas Corporación Mondragón.

Financiación

PNV y Bildu se han posicionado en contra de la propuesta de modificación porque consideran que las subordinadas son un “instrumento necesario” para la financiación de las cooperativas. Los afectados también han culpado al resto de partidos de “no hacer lo suficiente” para derogar el articulado de Ibarretxe que permite la comercialización de este tipo de productos.

En la votación para modificar la ley de cooperativas, por medio de una moción presentada por UPyD, los partidos nacionalistas votaron en contra. El PP se abstuvo y votaron a favor el PSE-PSOE y UPyD.

Ley a medida

Los afectados aseguran que continuarán con “su lucha para que evitar la estafa a otros ahorradores”. La plataforma considera que la modificación de la ley en el 2000 fue solicitada expresamente por la cooperativa Mondragón. “Recientemente, el consejero Juan María Aburto ha admitido que el cambio se realizó a petición de Mondragón”, explica el portavoz de portavoz de Kaltetuak, José Antonio Urrutia.

La plataforma estudiará otras vías para la modificación de la ley. Una vía abierta son las instituciones del Estado. Los afectados están convencidos de que la norma vasca contraviene la ley estatal del consumidor de 2007 y la directiva europea de derechos de los consumidores.

Capital retenido

Las participaciones subsidiarias, las preferentes de Eroski consisten en la aportación de capital que ofrece un rendimiento fijo de entre el 3% y el 4% más el euríbor cada año. Pero los inversores no pueden retirar el capital aportado, a menos que recurran al mercado secundario donde este tipo de productos ha perdido el 60% del valor.

Los partidos nacionalistas aseguran que estos mecanismos son una solución a la dificultad de financiamiento de las cooperativas que. Al contar con una política de “puertas abiertas”, cualquier socio de estas entidades se puede retirar cuando desee, lo que genera fuertes variaciones en el capital y dificulta la financiación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad